“Esta nefasta política económica se verá directamente reflejada en el aumento de los productos de primera necesidad, también calculados en dólares americanos, cuyo efecto impactará de forma inmediata en los bolsillos de los venezolanos que ganan sus salarios en bolívares”, señaló el Parlamento en el acuerdo

La Asamblea Nacional (AN) mayoritaria, liderada por Juan Guaidó, pidió a la población “levantar su voz de protesta en manifestaciones pacíficas” por el aumento en el precio de la gasolina.

Este es el texto del acuerdo:

ACUERDO EN RECHAZO AL INCONSTITUCIONAL AUMENTO DE LA GASOLINA ANUNCIADO POR EL USURPADOR NICOLÁS MADURO COMO CONSECUENCIA DE LA CORRUPCIÓN Y DESTRUCCION DE PDVSA POR PARTE DE SU RÉGIMEN.

CONSIDERANDO
Que el día sábado treinta de mayo de dos mil veinte, y durante una larga
alocución, el usurpador Maduro anunció al país la consolidación de uno de sus
grandes proyectos, el descomunal aumento de la gasolina, mostrándolo como un
triunfo más de su fatídica gestión, toda vez que el régimen que él encabeza
destruyó el complejo de refinerías venezolanas.

CONSIDERANDO
Que hoy día el régimen celebra por todo lo alto el hecho de haber importado
desde Irán, un millón quinientos mil barriles (1.500.000) de gasolina, cuando en el
año 2011 las refinerías venezolanas producían un millón trescientos sesenta y
ocho mil barriles diarios (1.368.000 B/D) de productos refinados, de los cuales se
exportaban setecientos mil barriles diarios (700.000 b/d), y se consumía en el
mercado nacional unos seiscientos sesenta y ocho mil barriles diarios (668.000
b/d).

CONSIDERANDO
Que, el usurpador anunció muy contento que, a partir del primero (1°) de junio de
2020, un litro de gasolina tendrá un costo de cinco mil bolívares, solo para un
reducido grupo de venezolanos autorizados por un carné político, pero que de
igual forma se verán castigados, ya que un salario promedio mensual es de
cuatrocientos mil bolívares.

CONSIDERANDO
Que la gran mayoría de los venezolanos deberá pagar cincuenta centavos de
dólar (0,50$) por un litro de gasolina.

CONSIDERANDO
Que tan descomunal aumento de la gasolina no tiene ninguna relación con el
salario mínimo actual de los venezolanos que es aproximadamente unos 4,66 $ al
mes, además un aumento que se produce en medio de un entorno económico
totalmente negativo, más de 29 meses de hiperinflación, moneda totalmente
devaluada prácticamente sin valor, una economía deprimida y una emergencia
humanitaria compleja.

CONSIDERANDO
Que esta nefasta política económica se verá directamente reflejada en el aumento
de los productos de primera necesidad, también calculados en dólares
americanos, cuyo efecto impactará de forma inmediata en los bolsillos de los
venezolanos que ganan sus salarios en bolívares.

CONSIDERANDO
Que este inconstitucional aumento deriva de la destrucción sistemática de nuestra
industria petrolera, principalmente PDVSA y nuestras refinerías que fueran
ejemplo en el mundo, y que producto de la corrupción y malos manejos quedo
reducida a cenizas evidenciando el fracaso de este sistema económico y político.

CONSIDERANDO
Que, a pesar de estar viviendo la escasez más grande de gasolina registrada en la
historia del país, se está regalando descaradamente gasolina a la dictadura
cubana, a expensas de la necesidad del pueblo de Venezuela

CONSIDERANDO
Que el usurpador nuevamente viola la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, dejando a un lado la norma establecida en su artículo 318, que
claramente dispone que “la unidad monetaria de Venezuela es el bolívar.”

CONSIDERANDO
Que esta soberana Asamblea Nacional, en sesión del pasado veintiuno de mayo
de dos mil veinte, acordó que el régimen usurpador de Nicolás Maduro es el único
responsable de la escasez de gasolina que hemos estado padeciendo durante los
últimos meses, agravándose en los últimos días en todo el territorio nacional.

CONSIDERANDO
Que el usurpador ha anunciado una privatización de más de 200 estaciones de
servicio para la comercialización de la gasolina la cual viola flagrantemente lo
establecido en los Artículos 57, 58 y 27 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

CONSIDERANDO
Que la propuesta de dos tipos de precios de la gasolina que ha presentado el
régimen de Maduro, creará un mercado negro y fomentará corrupción que llenará
los bolsillos de quienes trafican con este producto tan necesario para el desarrollo
económico de nuestra sociedad, afectando nuevamente a los venezolanos y
vulnerando los principios consagrado en el artículo 3 de la Constitución de la
República, como es “la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo”,

ACUERDA:

PRIMERO. Rechazar contundentemente el anunciado aumento indiscriminado de
la gasolina realizado por el usurpador Nicolás Maduro, que ha sido impuesto bajo
burlas y engaños por el régimen más corrupto de la historia republicana de
Venezuela, y cuyas consecuencias e impactos se verán reflejado de forma
inmediata en la economía nacional y en el bolsillo de todos venezolanos.

SEGUNDO. Hacer un llamado al bravío pueblo venezolano a levantar su voz de
protesta en manifestaciones pacíficas, activas y de calle, en compañía de esta
originaria y legítima Asamblea Nacional, en rechazo a esta medida que solo
traerá más hambre y pobreza a nuestro pueblo, y cuya única finalidad es esconder
el robo de miles de millones de dólares realizado por este régimen usurpador.

TERCERO: Delegar al Presidente (e) Juan Guaidó para que en el marco de un
Gobierno de Emergencia Nacional plantee, con la comisión permanente de
energía y petróleo, las comisiones competentes, así como los grupos de asesores
y expertos que sean requeridos, un plan al país que permita el rescate de nuestra
industria energética y generar así políticas públicas serias y acertadas que
promuevan el desarrollo económico de los venezolanos.