El récord se registró la semana del 22 al 26 de abril cuando se ubicó en 67,91 dólares. El promedio del año fue de 56,70 dólares

Con sanciones a Petróleos de Venezuela (Pdvsa), apagones, y en medio de conflictos políticos, el año 2019 culminó con una industria petrolera bastante afectada cuya producción en el mes de noviembre se ubicaba en 912.000 barriles diarios.

Durante el año se presentaron escenarios de repuntes en los precios que no pudieron ser aprovechados por Venezuela debido a la caída de la producción, como es el caso de los ataques a las refinerías saudíes de Aramco en el septiembre.

En el año 2019, el petróleo venezolano subió 5,59 dólares o 10,7%, al pasar de 52,12 dólares la primera semana de enero a 57,71 dólares el pasado 27 de diciembre.

De esta cifra de cierre de año, destaca el alza de las últimas semanas de diciembre que impulsaron el alza de fin de año, pues al finalizar el mes de noviembre el crudo registraba un aumento de 0,33 dólares o 0,63%.

Foto: Pixabay.

El récord del año se registró la semana del 22 al 26 de abril cuando se ubicó en 67,91 dólares, desde entonces la cotización de la cesta venezolana se mantuvo a la baja con repuntes hacia los meses de julio, septiembre y diciembre.

Asimismo, en el año el petróleo venezolano promedió 56,70 dólares, monto inferior a los 100 dólares en los que el presidente Nicolás Maduro estima que se debe ubicar el crudo nacional.

La primera semana de enero cerró con la sexta alza consecutiva en el barril criollo hasta ubicarlo en 58,35 dólares.

Las sanciones de Estados Unidos a la industria petrolera se agudizaron en abril de 2019, cuando entraron en vigor las restricciones del Gobierno de Donald Trump a la compra de crudo venezolano de Pdvsa.

Este año el Gobierno de Nicolás Maduro tiene prevé la comercialización del hidrocarburo en petros como parte de las acciones para paliar los efectos de las sanciones del país norteamericano.