En la Faja Petrolífera del Orinoco se está produciendo a pérdidas, asegura Rafael Quiroz

El crudo Merey, producido de la Faja Petrolífera del Orinoco, bajó la barrera de los 20 dólares y de acuerdo con las cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), se ubicó el pasado 11 de marzo en 19,06 dólares por barril.

El precio de venta del crudo marcador de Venezuela indica que “en la Faja estamos produciendo a perdidas, pues allí los costos de producción se ubican entre 27 y 34 dólares por barril”, aseguró el economista y experto petrolero Rafael Quiroz.

El monto además constituye una caída de 15% con relación a la semana anterior y un descenso interanual de 38,95% en el precio del petróleo de esta región del país.

La semana pasada los precios mundiales del petróleo se desplomaron, producto de una guerra de precios liderada por Arabia Saudita, país que rebajó sus precios luego de que Rusia rechazara la propuesta de la Opep, de recortar 1,5 millones de barriles diarios de producción para equilibrar la oferta.

Este lunes 16 de marzo, el crudo venezolano cerró en 24,20 dólares por barril, de acuerdo con el reporte del Ministerio de Petróleo.

El organismo explicó que el crudo nacional registró una ligera alza con respecto al cierre del pasado viernes 13 de marzo, cuando se ubicó en 23,65 dólares por barril, debido al anuncio de Estados Unidos y otros países de planes para apuntalar economías debilitadas por la contención del Covid-19. Sin embargo, presentó su peor caída semanal desde 2008.

“Se espera que estos paquetes de estímulos estabilicen la economía global, contrarrestando las preocupaciones por la débil demanda y la oferta superavitaria, manteniendo algunos sectores económicos lo suficientemente fuertes para impulsar los precios”, dice el reporte del Ministerio de Petróleo.

Los otros marcadores publicados por el Ministerio de Petróleo, también se recuperaron ligeramente este lunes 16. El petróleo Opep subió de 33,25 a 34,13 dólares; el crudo WTI de Estados Unidos aumentó de 31,50 a 32,73 dólares por barril; y el Brent de Londres pasó de 33,22 a 33,85 dólares por barril.