El petróleo de Texas bajó 1,1% y cerró en 51,93 dólares, mientras que el petróleo Brent perdió 1,62% y terminó la jornada en 60,97 dólares

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó este lunes 1,1% y cerró en 51,93 dólares el barril, ante la inquietud renovada de los inversores por una desaceleración de la economía al detectar una mayor debilidad en los indicadores de la economía china.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en julio restaron 0,58 dólares respecto a la sesión previa.

Los precios del petróleo estadounidense bajaron después de que las últimas cifras de la economía en China se mostraran más pobres de lo esperado, avivando así los temores a una desaceleración de la demanda mundial.

El crecimiento de la producción industrial de China se desaceleró inesperadamente a un mínimo de más de 17 años, según mostraron los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas el pasado viernes. Creció un 5% en mayo respecto al año anterior, cuando los analistas predijeron que sería del 5,5% y, en todo caso, por debajo del 5,4% de abril, informa la Cnbc.

Las pérdidas del petróleo fueron debido a las perspectivas de un menor suministro en Oriente Medio tras el aumento de las tensiones en el Golfo de Omán por los ataques de la semana pasada contra dos petroleros, de los que Estados Unidos culpó a Irán, mientras Teherán negó su participación.

Los precios del crudo de Texas han caído alrededor del 20% desde el máximo en 2019 alcanzado en abril pasado, sobre todo a causa de las preocupaciones por la guerra comercial y arancelaria que protagonizan Estados Unidos y China.

Foto: Pixabay.

En Londres, por su parte, el precio del barril de petróleo Brent para entrega en agosto terminó este lunes en el mercado de futuros de Londres en 60,97 dólares, un 1,62% menos que al finalizar la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 1,01 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 61,98 dólares.

El precio del Brent retrocedió ante el temor a que la economía de China se resienta por el contencioso comercial que mantiene el país con Estados Unidos y caiga la demanda de crudo desde el gigante asiático.