Cuando comienza el proceso de inscripción para el próximo año escolar, muchas son las denuncias respecto al cobro de las matrículas y mensualidades, considerado “excesivo” por muchos

Algunos colegios privados alegan que, la hiperinflación y los altos costos administrativos, los obliga a aumentar los precios de las matrículas y mensualidades escolares.

Aseguran que incluso se han visto en la necesidad de cotizar algunas tarifas en divisas para mantener al personal docente y administrativo. Pero cabe la pregunta ¿tienen los padres y representantes la posibilidad de pagar estas sumas por la educación de sus hijos?

Durante un recorrido realizado por el equipo de Contrapunto por algunas instituciones escolares, se pudo conocer casos y opiniones acerca del aumento de las matrículas y cómo están haciendo los padres para costear esos gastos.

En un reconocido colegio privado ubicado en El Márques, la mensualidad pasó de Bs 1.910 en noviembre de 2018 hasta Bs 6.800 en diciembre de ese año, lo que representó una diferencia de Bs 4.800 en un mes. Los aumentos fueron progresivos, elevando las montos que llegaron a Bs 125.000 en agosto de 2019.

Es decir, hubo un incremento de 6.600 % en menos de un año y para el próximo período escolar, la inscripción será Bs 1.090.000 y la mensualidad Bs 250.000.

“La situación inflacionaria que vive el país, expresado en el ajuste periódico de los costos de bienes y servicios del mercado, nos obliga a revisar mensual o bimensualmente los costos y gastos del Proyecto Educativo” alegó la vocería de la institución.

Otro caso que llama la atención es que algunas instituciones condicionan el pago de mensualidades a un periodo durante el cual garantizan un descuento significativo a los padres.

“Para aquellas personas que cancelen el mes de junio antes del día 15, la mensualidad es de Bs. 110.000,00.  Si se cancela después del día 15, será de Bs. 125.000,00”, reza parte de una comunicación enviada a los representantes de un colegio ubicado en el municipio Sucre, del estado Miranda.

Por su parte, autoridades de una institución situada en el noreste de la ciudad, indicaron que el consejo educativo, con el consenso de los padres, analizaron la estructura de costos y gastos del presupuesto escolar 2019-2020, dentro los parámetros establecido por la Sundde para establecer la tarifa a cancelar para el próximo año.

También es una constante que los colegios apliquen el cobro de una colaboración en dólares para brindar “bonificaciones motivacionales” a docentes y personal administrativo.

Al conversar con una profesora encargada de los procesos administrativos en un liceo en la Alta Florida, se informó que dicha institución está apegada a la Resolución 114 del Ministerio de Educación que indica el procedimiento para aprobar el monto de la matrícula y mensualidades a pagar en el próximo año escolar.

“Nosotros somos una institución que cuenta con el subsidio de la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), por ello nuestros montos no son tan elevados. Cada año, junto a los representantes de la Asociación y miembros de la junta de padres, realizamos un análisis de las estructuras de costos y servicios. Además de los posibles gastos adicionales que se generen al principios del año escolar. Posterior a ello, realizamos las asambleas con los representantes para llegar al acuerdo sobre los montos fijados para proceder administrativamente”, precisó la docente.  

Algunos padres consultados indicaron que entienden la situación económica que atraviesan los colegios, pero insisten que los montos exigidos por concepto de mensualidades e inscripción son difíciles de costear.

“Nosotros podemos entender que la educación de calidad de nuestros hijos debe tener un valor, pero en realidad se nos complica pagar los montos que estable el colegio”, expresó una madre soltera que tiene a sus hijos en un colegio privado en El Paraíso.

“El colegio de mis chamos era uno de lo más económicos de zona y ahora se me está haciendo imposible pagar”, comentó un padre a la salida de una institución educativa en La Florida.

“Estoy de acuerdo en que suban los precios porque es necesario para pagarles a los profesores y personal del colegio, pero deberían realizar ajustes que se apeguen a la realidad del salario que percibe el representante”, agregó una joven madre que tiene a su hija en un colegio en Alta Florida.

Los mecanismos para determinar los precios del servicio prestado por instituciones educativas privadas quedaron establecidos en la Resolución 114, de la Gaceta Oficial 40.452 del 11 de octubre de 2014, cuya ordenanza estipula el procedimiento para el calculo de la matrícula y mensualidades de las instituciones educativas.