La incertidumbre generada por la relación entre ambas naciones ha aumentado desde que la administración Trump decidió poner fin a las exenciones en la compra de petróleo a Irán

A través de su portavoz, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió este miércoles de que la escalada de la tensión entre Estados Unidos e Irán puede llevar a desestabilizar de la región por considerarla “volátil”.

“Es una región muy volátil y creemos que un incremento de la retórica y los incidentes (…) solo pueden llevar a una mayor desestabilización de esta parte del mundo”, señaló el portavoz de  Guterres, Stéphane Dujarric, en rueda de prensa.

La tensión entre ambos países se ha disparado desde que Estados Unidos anunció en abril, el fin de las exenciones que había concedido a ocho naciones o territorios para que siguieran comprando petróleo a Irán.