“Venezuela: El Gran Reto”, fue la temática escogida para celebrar la Asamblea Anual de la Federación que agrupa al sector empresarial. Además de servir de escenario para la discusión de proyectos para mantener la actividad empresarial en el país

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) celebró su Asamblea Anual, número 75 bajo la premisa “Venezuela: El Gran Reto”, en las inmediaciones de la Universidad Metropolitana, en Caracas.

En esta oportunidad se dieron cita los principales representantes del sector productivo nacional y empresarios de todos los ámbitos para discutir temas relacionados con la recuperación de la economía nacional. También ésta reunión sirvió la presentar a la nueva directiva de la confederación que agrupa al sector comercial de país.

El nuevo presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno recalcó que el reto de la nueva directiva de la Federación es poder aportar, construir y generar las presiones y los consensos necesarios para lograr el objetivo que es impulsar al sector. “Debemos lograr la armonía para que vuelva la inversión y que los empresarios podamos hacer los sabemos hacer que es generar riquezas, porque ser rico es bueno mientras sea con trabajo honesto”.

Por parte, el presidente saliente de la Federación, Carlos Larrazábal presentó una propuesta para recuperar el aparato productivo venezolano. “Es indispensable idear proyectos para el desarrollo productivo en Venezuela, especialmente dirigido al sector privado”, indicó.

Entre los planteamientos que puntualizó Larrazábal están la promoción y defensa de la libre iniciativa del sector privado, realizar reformas macroeconómicas y de seguridad jurídica; atacar la hiperinflación, el déficit fiscal y el control cambiario; reducir la deuda pública; recuperar el sector petrolero: y restablecer la independencia del Banco Central de Venezuela y de los poderes públicos.

“La prioridad es Venezuela y por eso estamos enfocados en recuperarla, eliminando el intervencionismo, el control de precios, el manejo político y discriminatorio de las importaciones, las restricciones en la distribución de alimentos, destrucción de los servicios, que restringen al sector productivo”, advirtió el industrial.

Otros representantes de las cámaras y federaciones que agrupan a varios sectores productivos del país calificaron este encuentro como necesario para la recuperación económica nacional.

El presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), Manuel Felipe Larrazábal, recalcó que “El principal reto es reimpulsar la capacidad de compra del venezolano. Los venezolanos merecemos decidir lo que queremos consumir”.

Así mismo, Felipe Cappozolo máximo representante del Consejo Nacional de Comercio y Servicio (Consecomercio) precisó que están articulados todos los representantes de los gremios en pro del desarrollo del país con este nuevo concepto de la Venezuela post-petrolera.

Por último, Alquiles Hopkins, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro) manifestó que “Venezuela tiene un potencial enorme para abastecer el 80% del consumo del venezolano pero se necesitan reglas claras, democracia y libertades económicas