El Dow Jones restó 165,81 puntos y se situó en 28.514 unidades; el S&P 500 descendió 0,66% hasta los 3.488,67 enteros; mientras que el índice Nasdaq cayó 0,80% y terminó la jornada en 11.768,73 unidades

Wall Street cerró en rojo este miércoles y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, bajó 0,58% tras una jornada marcada por los resultados trimestrales de la gran banca de EEUU, el avance del coronavirus y la falta de progreso entre los legisladores para aprobar un nuevo paquete de estímulo.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones restó 165,81 puntos y se situó en 28.514 unidades, lastrado por grandes cotizadas como UnitedHealth (-2,85%), Salesforce (1,85%) y Disney (-1,85%).

Por su parte, el selectivo S&P 500 descendió 0,66% o 23,26 unidades hasta los 3.488,67 enteros, mientras que el índice Nasdaq, que aglutina las tecnológicas más importantes, cayó 0,80% o 95,17 puntos, hasta las 11.768,73 unidades.

Foto: AFP / Archivo

La mayoría de sectores registraron pérdidas, encabezados por el de los bienes no esenciales (-1,43%), el de las comunicaciones (-1,18%) y el inmobiliario (-1,16%).

Al alza terminaron solo el industrial (0,54%), el de los materiales básicos (0,35%) y el energético (0,31%).

El parqué neoyorquino comenzó prudentemente optimista pero después cambió el rumbo al asimilar los resultados de cinco grandes bancos de EEUU que han publicado sus cifras entre ayer y hoy, en las que generalmente redujeron sus beneficios y se mostraron cautelosos respecto a la recuperación de la economía.

Foto: EFE / Archivo

Este miércoles, Goldman Sachs (0,15%) fue la excepción al aumentar su beneficio trimestral gracias a su negocio de intermediación de mercados y estimar que la recuperación económica está en marcha, mientras que Bank of America (-5,29%) y Wells Fargo (-6,04%) tuvieron menores ganancias por los bajos tipos de interés y fueron castigados por los operadores.

Los inversores también siguieron pendientes de la evolución de la pandemia, que se ha cobrado 216.000 vidas en el país y amenaza con una segunda ola de rebrotes en distintos puntos mientras la carrera por la vacuna se topa con nuevos obstáculos.

La farmacéutica Eli Lilly suspendió este martes temporalmente sus ensayos para una terapia de anticuerpos contra la COVID-19 y se suma a la decisión de Johnson & Johnson de detener los suyos en la fase final de la vacuna, lo que ha desanimado al mercado.

Respecto al nuevo plan de estímulo fiscal, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo este miércoles que hay una baja probabilidad de que se apruebe antes de las elecciones presidenciales porque los legisladores republicanos y demócratas siguen teniendo diferencias en asuntos clave.