El Jefe de Estado del país norteamericano indicó en su cuenta en Twitter que iniciarán “de inmediato” las negociaciones para el acuerdo de la fase dos. 

El Presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este viernes finalmente el cierre de la primera fase de “un acuerdo comercial muy grande” con China y, como consecuencia, la suspensión de la nueva ronda de aranceles a importaciones chinas que EEUU tenía previsto imponer este fin de semana.

“Hemos acordado la primera fase de un acuerdo comercial muy grande con China. Han aceptado muchos cambios estructurales y enormes compras de bienes manufacturados, productos agrícolas y energéticos”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

“Las tarifas de penalización establecidas para el 15 de diciembre no se cobrarán por el hecho de que hicimos el trato. Comenzaremos las negociaciones sobre el Acuerdo de la Fase Dos, de inmediato, en lugar de esperar hasta después de las elecciones de 2020”, agregó en otro mensaje.

El pacto implica, no obstante, que se mantienen aranceles del 25% a importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares, junto con unos gravámenes reducidos del 7,5% a importaciones adicionales valoradas en aproximadamente 120.000 millones de dólares, informó Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior de EEUU, en un comunicado.

Lighthizer, quien estuvo al frente de las negociaciones junto con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, subrayó que “el acuerdo logra cambios estructurales significativos y completamente verificables, y logra reequilibrar las relaciones comerciales entre EEUU y China”.

Las negociaciones entre ambas partes habían sufrido varios sobresaltos, con informaciones contradictorias y críticas veladas, desde que en octubre se anunció un acuerdo tentativo, por lo que supone una victoria de Trump, que ha hecho del proteccionismo y la guerra comercial con China una de sus principales prioridades.

La disputa comercial entre Washington y Pekín, se prolonga ya por más de 18 meses.