Los dueños de estos establecimientos de guarda y custodia de automóviles alegan que la crisis económica desencadena el aumento de las tarifas. Por su parte los usuarios, califican estos incrementos cómo un duro golpe al bolsillo y en mucho casos, son difíciles de pagar

Muchos usuarios de estacionamientos de centros comerciales, han manifestado sus quejas por los costos, considerados “excesivos”  para resguardar sus vehículos en estos establecimientos.

En un visita de Contrapunto por algunos parqueaderos de centros comerciales caraqueños, pudimos constatar que las tarifas, en menos de un mes, pasaron de Bs 10.000 a Bs 15.000, montos que a juicio de los consultados son “impagables”, “carísimos” y “abusivos”.

“Ya el hecho de que los estacionamientos de los centros comerciales estuvieran en 10 mil bolívares hace menos de un mes era insostenible. Ahora que lo pongan en 15 mil bolívares ya es inaudito. Se trata de 50% de aumento. ¿No hay control sobre esto? Si vas a hacer una diligencia de media hora no tiene sentido pagar tanto dinero. El hecho de que uno posea un vehículo no significa que todos los días se tenga 15 mil bolívares para pagar un estacionamiento. Alguien tiene que poner coto a estos aumentos abusivos”, aseveró Rocío Acosta, desde el centro comercial Líder en la California Norte.

“Fui 5 minutos al CC El Tolón y cuando entré al estacionamiento decía el cartel que la tarifa plana eran Bs 15 mil. Tuve que estacionar ahí porque afuera hay policías, remolcan y no hay donde estacionar. Casi siempre trato de buscar algún lugar cerca para estacionar precisamente para no pagar un estacionamiento tan costoso, con 15 mil bolívares que es bastante si lo comparamos con una quincena. Claro que existe un riesgo de dejar el carro afuera en alguna acera porque o lo remolcan o te roban algo, pero tampoco es que los estacionamientos son muy seguros”, indicó desde El Rosal, la señorita Zuleima Valenzuela.

“Yo evito usar estacionamientos por muchas razones. No me gusta dejar la llave, no me gusta el trato de las personas que trabajan allí y la razón principal son los costos que se manejan que me parecen excesivos. Yo prefiero arriesgarme y pararme en la calle”, precisó la señora Beatriz Casanova desde las adyacencias del centro comercial Lido, en Chacao.

La trabajadora de la taquilla del estacionamiento de uno de los centros comerciales señaló que ha recibido quejas de los conductores por el costo de la tarifa. “Lo peor es que a nosotros los trabajadores no nos aumentan el salario. Yo, por ejemplo, ganó sueldo mínimo, que es el equivalente al aparcamiento de tres carros”.

Desde el año 2014, se estableció en la mayoría de los estacionamientos del país la tarifa plana, medida que consiste en un pago único por resguardar un vehículo en estos establecimientos.

“La tarifa plana le sirve a las personas que están más tiempo en un centro comercial. No es nuestra culpa que 10 minutos o 7 horas tengan el mismo precio”, comentó un prestador del servicio de guarda y custodia de carros.

Al conversar vía telefónica con una representante de la Asociación Nacional de Propietarios y Administradores de Garajes y Estacionamientos (Anpage), manifestó que cada estacionamiento es autónomo en la fijación de tarifas pues se rigen por sus propias estructuras de costos.

“Cada estacionamiento hace su estructura tarifaria en base a sus gastos y costos, y de ahí, vienen los aumentos. Nosotros no tenemos nada que ver con esos precios porque son los propietarios quienes deciden cuánto será el monto a pagar por los usuarios por la prestación del servicio”, informó la representante administrativa de Anpage.