El presidente de Empresas Polar dio estas declaraciones en el marco del congreso anual de Conindustria

Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar aseguró el día de hoy que
junto a Fedeagro existen oportunidades para la recuperación económica del país, en lo que refiere a la producción de harina precocida y así descartar la importación de rubros fabricados.

De igual manera hizo mención a que años atrás se logró ser autosuficientes a través de la tecnificación. “Algo que nunca nadie pensó” y se produjeron más de 1 millón 700 mil toneladas de maíz en unas 400 mil hectáreas”.

Destacó que estos logros se obtuvieron a través de la investigación de un grupo al cual pertenece en Yaracuy y se pudo trabajar en la semilla de arroz y la de harina, para adaptar esa semilla al campo venezolano y que a la vez fuera de la casa.

“Hay que volver a trabajar en esto, a pesar de que los productores por falta de seguridad jurídica, falta de insumos en lo agroquímico y lo petroquímico y en lo que realmente representaba ese circuito que arrancaba también con el financiamiento de la banca para poder llevar a cabo estos procesos de cosecha tan intensos de financiamientos al principio y que luego se descargaba un poco en la época de cosecha”, aseveró.

Aseguró que en su equipo están en capacidad de otorgar más de 8 mil toneladas de semilla para el sector productivo nacional, y así levantar las 400 mil hectáreas que se encuentran en manos de productores que se encuentran necesitados, no solo de financiamiento sino de acceso agroquímico.

El presidente de Empresas Polar destacó que, la economía de Venezuela tiene un retraso de 80 años y sus indicadores per cápita son de niveles de la década de 1940.

“No los voy a aburrir con datos porque todos sabemos la cotidianidad en este país. Lamentablemente nos vemos en una situación con pér capitas de los años 40. Es increíble que Venezuela tenga 80 años de retroceso y no de pausa, como ha pasado en muchos países del mundo”, afirmó.

“Soy un convencido del libre mercado, de la libertad de la empresa. Cuando nadie quería hablar de este tema, hace muchos años, decidí continuar hablando de la bondad de la libre empresa. Me quedé solo”, apuntó.