El Estado francés otorgará préstamos por un total de 7.000 millones de euros, para salvar a Air France, aunque una nacionalización no está prevista, informó este viernes el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire.

Esos préstamos se desglosan en 4.000 millones de euros en préstamos bancarios garantizados por el Estado y 3.000 millones de préstamos directos, precisó en una entrevista televisiva el ministro.

Francia, también estudia conceder un préstamo bancario garantizado por el Estado de unos 5.000 millones de euros para ayudar al grupo automovilístico Renault. El Estado francés posee parte del accionariado de Air France y Renault.