La compañía añadió que espera que estas medidas de austeridad “se normalizarán a medida que la producción y demanda se estabilizan” aunque algunas medidas serán permanentes

General Motors (GM) dijo este miércoles que perdió 758 millones de dólares en el segundo trimestre del año a consecuencia del impacto de COVID-19 en sus operaciones, lo que supuso que cerrara el primer semestre con unas pérdidas de 464 millones de dólares.

En el primer semestre de 2019, GM había tenido unos beneficios netos de 4.575 millones de dólares, de los que 2.418 millones correspondieron al segundo trimestre.

General Motors is offering buyouts to more than a third of its white collar staff in the United States, as transitions to self-driving vehicles and other new technologies.

En el segundo trimestre de 2020, las pérdidas antes de intereses e impuestos sumaron 536 millones de dólares, frente a las ganancias de 3.012 millones de dólares en el mismo periodo de 2019.

En el primer semestre, GM tuvo unas ganancias antes de intereses e impuestos de 714 millones de dólares, un 86,5 % menos que en 2019.

La compañía dijo que los resultados del segundo trimestre “demuestran la resiliencia” de la empresa, a pesar de estar afectada “de forma significativa” por la pandemia.

Mary Barra, la presidenta del consejo de administración y consejera delegada de GM, afirmó que la empresa realizará los cambios necesarios para asegurar el futuro del principal fabricante estadounidense de automóviles.

“Nuestro historial muestra que tomamos decisiones estratégica de forma rápida para asegurar nuestro éxito al largo plazo para el beneficio de las partes interesadas de nuestra compañía. Seguiremos produciendo los cambios necesarios en la compañía para permitir el crecimiento a medida que preparamos la producción de un mundo sin accidentes, emisiones y congestión”, dijo Barra.