Para el secretario general del Movimiento Laborista de Venezuela e integrante del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess), el salario actual es simbólico pues no se ha discutido un posible aumento por parte del Ejecutivo

El dirigente sindical, Froilán Barrio indicó que actualmente el salario mínimo no está acorde con la situación económica que atraviesa el país y el Gobierno nacional se excusa en en las sanciones impuestas por Estados Unidos para no aumentar el sueldo.

“El gobierno nacional no respeta el artículo 91 de la Constitución, ni la canasta básica y mucho menos sus propias ordenes y se excusa en el bloqueo para no aumentar el salario. Actualmente contamos con un salario mínimo simbólico porque los empleado públicos ni siquiera se la ha discutido los contratos colectivos y viven en la miseria”, expresó Barrios vía telefónica al equipo de Contrapunto

Para el secretario general del Movimiento Laborista de Venezuela e integrante del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess), el Gobierno nacional no respecta el sueldo anclado a medio petro que se fijó en abril de este año.

“Si el gobierno nacional respetara lo que dijo, el salario mínimo estuviera en aproximadamente Bs 700.000 ya que se estableció que el sueldo debía estar anclado a medio metro y no se ha respetado porque sigue en Bs 40.000”. 

Barrios también indicó que el salario ideal para cubrir las necesidades de un empleado público debería rondar entre los Bs 3.900.000 y los Bs 4.000.000 que es monto que según el Cendas, está la canasta básica

“Debe haber un salario suficiente para cubrir la canasta básica como dice la constitución en su artículo 91, es decir, que el salario debería estar en Bs 4.000.000″, dijo. 

Por último, el dirigente sindical comentó que se debería aplicar en el sector público algunas de las modalidades de pago que implementa el sector privado para sus trabajadores

“En el sector privado hay muchas modalidades para como el salario mixto o ganan más de 4 salarios mínimo, mientras que los empleados públicos siguen dependiendo de un salario que no les permite cubrir sus necesidades básicas”, concluyó.