En una nota publicada por la Agencia Francesa de Prensa (AFP), el organismo detalla que el comercio internacional, motor de crecimiento durante una década antes de la propagación del coronavirus, disminuirá un 10,4 %

Este martes, el Fondo Monetario Internacional, aseguró que el volumen del comercio de bienes y servicios en el mundo, muy afectado por la pandemia de coronavirus, caerá menos de lo esperado en 2020 y el repunte será más marcado en 2021. 

En ese sentido, en una nota publicada por la Agencia Francesa de Prensa (AFP), el organismo detalla que el comercio internacional, motor de crecimiento durante una década antes de la propagación del coronavirus, disminuirá un 10,4 % (una mejora de 1,5 puntos porcentuales) antes de crecer un 8,3 % (una mejora de 0,3 puntos porcentuales), indicó el Fondo Monetario Internacional en sus últimas “Perspectivas de la economía mundial” (WEO, por su sigla en inglés).

“La contracción económica de América Latina y el Caribe será menor en 2020 que lo estimado anteriormente por el impacto de la pandemia, aunque advirtió de “profundas recesiones” en algunos países”, señala la nota de la AFP.

El PIB regional se contraerá este año 8,1 % frente al 9,4 % pronosticado en junio, dijo el organismo multilateral al actualizar sus Perspectivas de la economía mundial. 

Por otro lado, en comparación con su última evaluación de la economía mundial, conocida en junio, la institución con sede en Washington aumentó su pronóstico para el 2020 en 1,9 puntos el martes, pero redujo su pronóstico para el próximo año en 0,8 puntos, una señal de que la recuperación económica será laboriosa. 

Estos números son levemente mejores que las previsiones de la propia UE divulgados en el mes de julio, que mencionaron un hundimiento de 8,7% de la economía de la zona del Euro este año.

No obstante, en esa misma previsión la UE había sido levemente más optimista que el FMI para el próximo año, ya que indicó una recuperación de 6,1%, casi un punto porcentual más fuerte que la conocida este martes.

De acuerdo con el FMI España sería el país europeo en situación más difícil, con una caída prevista del PIB del 12,8% este año. En tanto, Italia colapsaría en un 10,6% y Francia en un 8,3%.

Alemania, la mayor potencia exportadora del continente, vería un retroceso del 6% este año, apuntó el FMI, ya que la demanda desde Asia se mantuvo sostenida.

El FMI también indicó que las cosas podrían haber sido peores y por ello elogió a los países europeos por un ambicioso programa de gastos para mitigar los impactos económicos de la pandemia, en particular el paquete de recuperación de 750.000 millones de euros de la UE como una señal correcta.

También destacó las históricas medidas tomadas por el Banco Central Europeo, que han impulsado los mercados de valores y han mantenido de manera crucial los precios de los préstamos de países masivamente endeudados, como Italia, en niveles mínimos históricos.

“Estas agresivas medidas han desempeñado un papel vital en el apoyo a la confianza y la prevención de una mayor amplificación del impacto de covid-19 a través del sistema financiero”, apuntó el FMI.

También subrayó la fortaleza del euro, especialmente frente al dólar estadounidense. En el período de abril a septiembre, señaló la entidad, “el euro se apreció cerca de un 4% debido a la mejora de las perspectivas económicas y al aumento más lento de los casos de covid-19”.