Viajar en Semana Santa no es nada barato, afirmó Henkel García, director de Econométrica. Un hotel puede costar entre 30 y 40 dólares, a 1000 dólares, recordó. Ya no hay precios muy baratos, hoy la referencia en dólares es hasta más costosa que en otros países. ¿Por qué? Porque no hay una masa mínima, explicó. La economía de escala pesa en el turismo, y explica por qué los precios de productos nacionales son más elevados que afuera.

Tenemos una economía que tiene signos de recuperación, pero todavía con consumo reducido. No pasa de 5% la población que puede consumir, que puede comprar un carro, que puede salir, gastar, viajar.

El sistema de pagos de Venezuela es un desastre, y eso no tiene una solución en el corto plazo, resaltó. El empuje de la dolarización está asociado con el gran apagón de marzo de 2019. “Ese apagón nos agarra sin bolívares en efectivo”, recordó. “Pagar en Venezuela es un dolor de cabeza”, pagas en dólares y bolívares, no hay bolívares para pagar. “El gobierno está apostando para que el uso del bolívar comience a incrementarse en los próximos meses” y eso “no es un proceso rápido”. El crédito reaparecerá de manera progresiva y lenta.

Mejorar la economía depende de lo institucional, de lo que genere estabilidad, señaló en entrevista con Unión Radio. La economía venezolana está muy por debajo de su potencial, pero cuando generemos las condiciones, con una institucionalidad inclusiva, y con cambios importantes, en 10 años podemos recuperar lo que teníamos en 2013.