“El desafío de Irán no es sólo para este país, afecta a toda la OPEP y a la industria petrolera”, advirtió el secretario general de la organización, Mohammad Barkindo

Irán afronta desde este jueves nuevos desafíos en su sector petrolero por el fin de las exenciones a la compra de su crudo otorgadas por Estados Unidos a ocho países, aunque recibió el apoyo del secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohammad Barkindo.

El responsable de la organización aseguró que tratan de “manejar el petróleo de modo no político” y llamó a “la unidad” de los miembros del cártel ante las dificultades que atraviesan Teherán, Venezuela y Libia.

“El desafío de Irán no es sólo para este país, afecta a toda la OPEP y a la industria petrolera”, subrayó Barkindo, quien hizo hincapié en que “es imposible eliminar a Irán del mercado”.

El secretario general de la OPEP visita Teherán. Foto: EFE.

Sus palabras coinciden con el fin de las exenciones que Washington dio, al imponer en noviembre pasado sus sanciones a Teherán, a los principales compradores de su petróleo, entre ellos China, India y Turquía.

Al anunciar esta medida, la Casa Blanca subrayó que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos pueden abastecer el mercado petrolero y reemplazar el crudo iraní, aunque este jueves Barkindo recordó que la organización adopta decisiones consensuadas y no cada miembro en solitario.

De hecho, la OPEP, a la que pertenecen tanto Irán como Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, acordó con sus aliados un recorte de su oferta petrolera que entró en vigor el pasado 1 de enero y rige hasta el 30 de junio.

El ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangané, subrayó el miércoles que exageran sus capacidades de producción y que reducir a cero la exportación de petróleo iraní es “una fantasía”.

El Ministro de Petróleo de Irán dijo que Arabia Saudí y Emiratos exageran sus capacidades de producción. EFE/Archivo.

“EEUU y sus aliados con el uso político del petróleo están provocado división en la OPEP y su colapso”, advirtió el ministro Zangané.

Las exportaciones iraníes de petróleo eran de 2,5 millones de barriles diarios de petróleo (BPD) antes de la entrada en vigor en noviembre pasado las sanciones. Desde entonces, sus ventas han tenido un promedio de 1,5 millones BPD.

Todavía hay ciertas esperanzas de que se anuncie una breve extensión de las exenciones pero, mientras tanto, los clientes asiáticos han aumentado sus compras en el último mes, según datos oficiales.