Expresó el presidente de la organización que el salario a paridad del petro permitiría que los trabajadores puedan cubrir los gastos de la canasta alimentaria.

El presidente de la Federación Nacional de Empleados Públicos (Fedeunep), Antonio Suárez, considera que el Gobierno venezolano debe ajustar el sueldo mínimo a 2,5 petros, lo que equivale a 10 millones de bolívares.

Suárez, en entrevista para Unión Radio, señaló que “vemos el deterioro de nuestro salario y es triste. Tiene que ser en petro y nosotros hemos hablado de 2,5 petros como arranque”.

Consideró necesario crear políticas que promuevan el poder adquisitivo de los empleados.

Al respecto, indicó que “hay que elevar el poder adquisitivo del trabajador. Elévarlo a un monto que le permita al trabajador, al pensionado, al jubilado de la administración pública y a los trabajadores en general acceder a los bienes y servicios. Al final ese dinero se queda aquí, va a estar fluyendo en nuestra economía”, dijo.