Carlos Larrazábal señaló que como consecuencia de estos hechos, los canales de distribución en la entidad fueron fuertemente afectados

El presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, rechazó este jueves los recientes saqueos registrados en el estado Zulia contra empresas Polar y algunos comercios de la entidad.

“Nuestro llamado a la población es a que no se repitan estos actos vandálicos”, dijo el representante gremial en entrevista en el programa “Vladimir a la 1” por Globovisión.

Señaló que como consecuencia de estos hechos, los canales de distribución en la entidad fueron fuertemente afectados y los canales logísticos de transporte fueron destruidos en buena parte, por lo que abastecer a la entidad será “muchísimo más complicado”, apartando otro tipo de problemáticas que enfrenta el país.

Sanciones de Estados Unidos

Con relación a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, aseguró que no son las responsables de la crisis que atraviesa el país. En ese sentido, responsabilizó a las políticas económicas del gobierno nacional.

“Las sanciones no afectan a la economía”, dijo. Aseveró que el problema colateral que afecta a los empresarios es la necesidad de demostrar la procedencia de los fondos en el exterior porque son profundamente investigados.

Hiperinflación

Larrazábal explicó que el fenómeno inflacionario se debe a dos motivos. Por un lado, la presión sobre los precios generada por el aumento de la liquidez monetaria; y por el otro, la inflación de costos debido a que cada vez las empresas producen menos, manteniendo los costos de producción, lo que eleva cada vez más el costo unitario de los productos.

A estos elementos se suma la afectación del encaje legal al sector privado, porque, detalló, la banca no está en capacidad de financiar la actividad económica.

Indicó que las políticas de encaje desaparecen porque no hay capacidad de préstamo.

Finalmente, las empresas enfrentan inseguridad jurídica, ante lo cual la respuesta del gobierno es cierre o persecución, afectando la permanencia delas empresas en el país.

Ayuda humanitaria

Larrazábal también indicó que la ayuda humanitaria solicitada por la oposición venezolana es necesaria y urgente. Por eso se han puesto a disposición de los organismos que coordinan su ingreso al país.

Sin embargo, consideró que la ayuda humanitaria es solo una solución temporal y, a su juicio, el país requiere soluciones estructurales que pasan por el cambio de modelo económico, que impulse la generación de empleos.

Señaló que “Fedecámaras apoya un cambio de modelo político, económico y social para Venezuela” y agregó que la Asamblea Nacional (AN) ha propiciado ese cambio político impulsado por el presidente del parlamento, Juan Guaidó.

El representante gremial también se mostró preocupado por la decisión de allanar la inmunidad parlamentaria a Juan Guaidó. A su juicio, el Gobierno “se sigue empeñado en no darle la opción electoral a los venezolanos”.

Salario mínimo

Finalmente, el representante del gremio empresarial manifestó la necesidad de que un aumento de salario mínimo sea discutido entre el Gobierno, los trabajadores y los empresarios.

“Desde que llegó el presidente Chávez el tripartismo se ha satanizado, no se escucha a los trabajadores que no son oficialistas y mucho menos se escucha a los empresarios”.