“Los aranceles o cupos adicionales impuestos de forma unilateral (…) violarían claramente las normas de la OMC”, advirtieron a través de un comunicado

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (Acea) reiteró este lunes su rechazo “a cualquier medida restrictiva del comercio incompatible con la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, después de que Estados Unidos retrasara por seis meses su decisión sobre si impone restricciones a los vehículos de la Unión Europea (UE).

“Los aranceles o cupos adicionales impuestos de forma unilateral (…) violarían claramente las normas de la OMC. Por tanto, no son aceptables como solución para la disputa actual”, declaró en un comunicado el secretario general de la Acea, Erik Jonnaert.

La Asociación también cuestionó la afirmación de Washington de que las importaciones de automóviles europeos suponen un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos e insistió en que los fabricantes del Viejo Continente favorecen “una agenda comercial positiva”.

“Apoyamos los esfuerzos constructivos de la Comisión Europea para abordar las barreras arancelarias y no arancelarias al comercio transatlántico de bienes automotrices”, agregó Jonnaert.

El sector automotriz europeo manifestó su esperanza de que los negociadores a ambos lados del Atlántico usen esos seis meses para encontrar un consenso respecto a un acuerdo comercial “que elimine los aranceles industriales”.

La Acea indicó que el informe realizado por el Departamento estadounidense de Comercio y entregado en febrero de 2019 a Trump, no reconoce “las inversiones masivas” de la industria europea del automóvil en la economía de la primera potencia mundial.

Foto: AFP.

La asociación destacó que sus fabricantes “construyeron más de tres millones de vehículos en Estados Unidos el año pasado, lo que representó 27% de la producción total” en ese país.

“Muchos de estos vehículos se exportan a países terceros de nuevo, incluida la Unión Europea. Los fabricantes de coches de la UE dan empleo de forma directa e indirecta a casi medio millón de estadounidenses”, constató la asociación.

Según informó la Casa Blanca, el presidente estadounidense postergó el viernes 17 de mayo, por seis meses, su decisión sobre la imposición de aranceles a la importación de vehículos, misma con la que amenaza a la Unión Europea y a Japón.

“El proceso de negociación será dirigido por el representante de comercio exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y, si no se alcanzan los acuerdos dentro de los próximos 180 días, el presidente determinará si se deben tomar medidas adicionales y cuáles”, señaló la oficina presidencial a través de un comunicado.