Las autoridades financieras se adelantan a la posibilidad de que las sanciones alcancen al sistema pago nacional

El BCV y Sudeban exigen al sistema bancario desarrollar una plataforma local para procesar las transacciones con dinero plástico y así prescindir de los convenios con Visa, Master Card y Maestro.

 La idea es que a partir del 30 de noviembre exista independencia en las tarjetas de débito y el 30 de enero de 2020 se desvincule de las tarjetas de crédito.

La resolución SIB-DSB-04714, de fecha 16 de mayo, le ordena al sistema financiero crear un sistema “soberano” de pagos que debe contar con la identificación biométrica.

Los bancos deben “permitir la autorización de transacciones electrónicas de pagos validadas bajo el factor de autenticación de biometría, dado que las mismas estarán identificadas con un elemento de seguridad superior (Categoría 5) al uso de la clave o PIN asociada a la tarjeta de débito tradicional”.

La banca también estará en la obligación de impulsar y promover el uso masivo de Servicios de Pago Móvil Interbancario Persona a Persona (P2P) y Persona a Comercio (P2C).

Estas decisiones están vinculadas con la posibilidad de que las sanciones económicas de Estados Unidos alcance al sistema de pagos.