Este lunes 16 de marzo los locales en la popular zona de Catia, al oeste de Caracas, bajaron sus santamarías más temprano de lo acostumbrado como parte de la cuarentena decretada por el Ejecutivo para contener el nuevo coronavirus Covid-19

Aproximadamente a las 4 de la tarde los únicos negocios que permanecían abiertos eran las farmacias, algunas panaderías, y un supermercado cuyo cierre estaba previsto para las 5:00 pm.

Ni los acostumbrados buhoneros se dejaron ver en horas de la tarde por las calles de Catia, aunque algunos vecinos de la zona aseguraron que en horas de la mañana mantuvieron sus ventas hasta que fueron retirados por los cuerpos de seguridad.

Contrario a lo que se acostumbra en la zona, muy pocas personas caminaban por el bulevar la tarde de este lunes, la mayoría con tapabocas.

Asimismo, en toda la zona destacó la presencia de funcionarios de cuerpos de seguridad como la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

El uso del tapaboca es la regla para acceder a los comercios, medida acatada por los habitantes de la zona, mientras que el personal de los negocios tiene la obligación adicional de usar guantes.