“Lo preocupante es que nadie le explica al país las razones por las que los consejos comunales, con todo los proyectos y recursos manejados, no lograron algún resultado positivo que explicara las bondades de su aplicación”, subrayó Vicente Brito, presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución

“La propuesta de estado comunal no es bienvenida por la mayoría de la población, que si espera cambios urgentes en el modelo que permitan la reactivación económica y la creación de los necesitados puestos de trabajo que nos saque de este rumbo indefinido que solo ha traído limitaciones y desmejoras en calidad de vida a las familias”, señaló Vicente Brito, presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución.

Luego de transcurrido 14 años del rechazo popular al Estado comunal “se vuelve a insistir en su aplicación como solución a la multiplicidad de problemas que nos aqueja como resultado de la aplicación por casi 20 años del socialismo siglo XXI”, señaló Brito en un comunicado.

“Lo preocupante es que nadie le explica al país las razones por las que los consejos comunales, con todo los proyectos y recursos manejados, no lograron algún resultado positivo que explicara las bondades de su aplicación”, subrayó. 

El vocero recordó que en el año 2007 “el proyecto de estado comunal fue rechazado por la mayoría de los venezolanos mediante consulta popular realizada. Los resultados fueron adversos a los que lo proponían como el mejor modelo a ser aplicado, para bienestar de la nación”, pero a pesar de eso “se empezó a aplicar a través de la organización de las comunas, las cuales pasaron a sustituir a las tradicionales asociaciones de vecinos, dotándolas de grandes recursos públicos a los distintos proyectos presentados y en su totalidad aprobados para ser realizados en esas comunidades”.