Facilitar los medios para el abastecimiento de alimentos, de medicinas e insumos médicos, garantizar la prestación de servicios públicos y suministro de combustible a escala nacional, flexibilización del encaje legal y flexibilización tributaria son algunas acciones que solicita la Cámara

La Cámara Venezolano-Americana de Comercio e Industria (Venamcham), pidió implementar cinco medidas para hacerle frente a la crisis del coronavirus y resaltó la importancia “de que todas las fuerzas vivas de la sociedad, tanto públicas como privadas, hagamos causa común y sin enfrentamientos en la lucha contra este reto”.

Ya hay “muchos ejemplos de cómo el sector público está trabajando de la mano con el sector privado para minimizar los impactos sociales y económicos de este grave problema de salud pública”, enfatizó el comunicado.

“Gobiernos de todo el mundo están tomando medidas para acompañar a sus ciudadanos y empresas; sin este apoyo, ni ciudadanos ni empresas podrán enfrentar las consecuencias de esta pandemia, entre ellas, una gran pérdida de empleos y la incapacidad del sector privado de motorizar la urgente recuperación de la economía”, subrayó.

Desde Venamcham “hacemos este llamado al Ejecutivo Nacional y ofrecemos, en nombre de nuestros afiliados, trabajar de manera conjunta y solidaria, para generar las soluciones efectivas para salvaguardar las empresas y preservar el tejido social, todo ello en pro del bienestar del país”.

Estas son las cinco medidas:

  • Se faciliten los medios para que el abastecimiento de alimentos, de medicinas e insumos médicos lleguen prontamente y a toda la población;
  • Se garanticen la prestación de servicios públicos y suministro de combustible a escala nacional para el ordenado y completo funcionamiento de este abastecimiento;
  • Se facilite el acceso a los puestos de trabajo y la operatividad de las empresas que han sido llamadas específicamente a apoyar en esta crisis, en especial la de los sectores de salud y de alimentos;
  • Se establezcan condiciones financieras de emergencia que permitan a las empresas hacer frente a sus compromisos, lo cual se lograría flexibilizando el encaje legal bancario implementado actualmente y que permita a las empresas tener acceso a nuevo financiamiento para poder pagar a sus trabajadores, sus proveedores y así poder garantizar sus operaciones; y,
  • Se produzca una flexibilización tributaria en la forma de una suspensión de las exigencias de anticipos diarios de impuestos sobre la renta y el valor agregado, además del aplazamiento de la entrada en vigencia de nuevas regulaciones legislativas o administrativas, con el fin de liberar recursos para ser invertidos en la producción y distribución de bienes y en la prestación de servicios.