El expresidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, remarcó que las condiciones de los empresarios venezolanos para una apertura con Colombia no son las mejores, pero no hay que tener miedo para poder afrontar el reto y competir.

Estamos preparados para apertura con Colombia, aunque las condiciones no nos benefician, sentenció.

El dirigente aseguró, que la valoración positiva de los empresarios obedece a la visión prospectiva que tienen los empresarios.

Fedecámaras tiene un proyecto, una visión de futuro y esa es la mejor manera de pensar en propuestas que puedan ser abordadas por el país, recordó Martínez.

El empresario sostuvo ,que los empresarios tienen la misma forma de hacer y decir las cosas, pero ha cambiado que no hay una diatriba estéril entre el gobierno y el empresariado. “Eso era de parte y parte”, admitió. “Esos tiempos no deben volver. Los empresarios estamos para generar empleo, riqueza y prosperidad”.

El gobierno debe asumir las grandes responsabilidades que debe tener, garantizar las condiciones para el desarrollo de la economía, consideró en entrevista con Unión Radio.

“Nosotros nos empezamos a dedicar a lo que nos tenemos que dedicar”, señaló. “Siempre hemos hecho propuestas; el gobierno, por la fuerza de los hechos o porque están convencido de ello, están haciendo las cosas de manera diferente”.

Martínez insistió en que hay que “desentrabar toda esa burocracia que no controla nada, sino que inhibe la productividad; lo que tiene que ver con servicios e infraestructura”, especialmente con electricidad y servicios como agua.

Hay una mejora para la población que tiene un poder adquisitivo suficiente, pero “el hecho de que haya una actividad que la pueden aprovechar pocos venezolanos no quiere decir que todo el país ha mejorado”. Aunque “sí vamos en una dirección mejor” no quiere decir “que el país esté mejor”. Reiteró que los empresarios van ajustando los salarios en función de los avances en sus procesos productivos, y en parte es por eso que el empresariado tiene la mayor confianza del país.

Una de las responsabilidades más fuertes que tiene el gobierno nacional es la generación de confianza, porque de lo contrario será difícil que tengamos abiertos los sistemas financieros en el mundo, subrayó.

Se necesitan compromisos sólidos por parte del gobierno, reiteró, en lo referido con temas políticos. “Lo primero que tenemos que hacer es tener un sistema sólido en el CNE. En mi corta y breve experiencia en el CNE puedo decir que el CNE hay que rescatarlo operativamente., hay que generar la confianza para que el venezolano” recupere la fe en el voto, comentó. Por otra parte “el TSJ debe ser una institución cuyo motor sea la transparencia” y no “la espada de Damocles usada a criterio y discrecionalidad de particularidades”.