Los concesionarios recibieron una comunicación en la que se les informa que todas las estaciones de servicio en Caracas, propiedad de PDVSA, que son operadas por particulares se les rescinde el contrato sin pago de indemnización

Pdvsa desarrolla un plan para ocupar estaciones de servicios bajo el argumento que las actividades no pueden ser suspendidas a juicio del propietario del establecimiento y se les da 72 dos horas para concretar la entrega del establecimiento.

Se habla de 14 estaciones en Caracas, cuatro en el estado Lara, tres en Sucre, y 16 en el estado Carabobo. Según fuentes del sector las bombas carabobeñas ya fueron entregadas al gobernador Lacava, para que sean administradas por el Ejecutivo regional.

En total, las estaciones susceptibles de esta medidas son 147 en todo el país, según lo señalado por empresarios.

Los contratos de concesión fueron firmados por cinco años y poseen una cláusula en la que se establece que si no hay notificación previa al vencimiento por parte de Pdvsa, éste queda prorrogado automáticamente.