La Confederación Venezolana de Industriales, señaló que los nuevos rectores designados para el Consejo Nacional Electoral tienen la responsabilidad y el compromiso de “informar y denunciar lo pertinente” a través de un comunicado

Este martes 11 de mayo, Conindustria manifestó que es un factor importante para la salida al conflicto político en Venezuela el desempeño de un Consejo Nacional Electoral (CNE), ” independiente, capaz de garantizar elecciones libres, plurales y democráticas, es un paso decisivo para comenzar a sentar las bases que conlleven a una eventual solución de la crisis social, económica y política que afecta al país”, a través de un comunicado.

La Confederación Venezolana de Industriales señaló que para el ámbito democrático del país considera “que el ascenso de estos ciudadanos a posiciones directivas del CNE y a sus órganos subalternos, no fue el resultado de un amplio consenso entre los distintos factores de la oposición democrática y de la representación del sector oficial”.

En este sentido, reseña que se han generado posiciones y reacciones encontradas que no contribuyen con un ambiente de unidad nacional. “Hacemos votos porque las decisiones sucesivas relativas a procesos electorales pendientes o próximos, sean tomadas bajo concordia, en favor de la paz y de la genuina expresión soberana de la nación”, indicó.

“La posición que acaban de asumir los nuevos rectores del CNE los involucra en el conocimiento directo de hechos consustanciales con nuestra democracia. Su nueva responsabilidad les compromete y obliga a informar y a denunciar lo pertinente, en caso de que se presentaren situaciones reñidas con la legalidad y la vigencia de la Constitución. De lo contrario, serían copartícipes de sus efectos”, expresó la organización en el comunicado.

En relación a los nuevos designados para el CNE, señala que “sus roles como rectores carecerían de peso si no llegasen a actuar realmente como factores determinantes para lograr condiciones electorales favorables, que fomenten la existencia de partidos políticos, la participación de sus candidatos, y que garanticen la concurrencia de electores en un ambiente de libertad y confianza institucional”.

En consecuencia, se crea la expectativa de “si la inclusión de estos nuevos rectores, representa una maniobra más de Comunicado quienes hasta ahora han impedido la verdadera y legítima expresión electoral de los venezolanos”, subrayan.

A la par de la situación antes descrita, observamos con gran preocupación cómo la
instalación del llamado “Estado Comunal” avanza indefectiblemente. Desde las instancias del poder se busca imponer una nueva realidad geopolítica que atenta contra el proceso de descentralización y sus preceptos, entre ellos la territorialidad que da base a las alcaldías y gobernaciones, con lo cual estas instancias tendrían que desaparecer como espacios de democracia y participación ciudadana.

En el marco del escenario expuesto, Conindustria indica que “es aquí donde nos preguntamos ¿cómo entonces puede hablarse de nuevas elecciones mientras que, paralelamente, se llevan a cabo reformas “de facto”?”.

Finalmente, “considerando que persiste la situación de politización del CNE, con dominio evidente de factores que favorecen al sector oficial, hacemos votos porque se imponga la ponderación y la racionalidad para que esta institución se apegue estrictamente al imperio de la ley, sin favorecer a ninguna parcialidad política” concluyó.