Cavececo está elaborando un manual para poder regresar a su rutina sin poner en riesgo a los usuarios

La COVID-19 ha obligado a repensar los mundos y el uso de los espacios públicos. En un país como Venezuela, en el que los centros comerciales son templos de encuentro social, volver a la “normalidad” en tiempos del coronavirus implica restituir su utilización con las nuevas medidas que ya son del día a día.

Claudia Itriago, directora ejecutiva de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo), espera que las actividades se restablezcan a partir del 14 de mayo. Sin embargo, el mandatario Nicolás Maduro indicó, este miércoles en la noche, que no se levantará la cuarentena antes de tiempo, aunque si se introducirán flexibilizaciones.

Cavececo está elaborando un manual para poder regresar al trabajo sin poner en riesgo a los usuarios. Para eso, evalúan medidas como apertura de dos entradas, empleo de tapabocas, distanciamiento entre los usuarios. La reapertura de los cines quedaría para otro momento, y dejando asientos de por medio.

Es inviable, refiere Itriago, extender la cuarentena sin un plan claro. Más de 500 puestos de trabajo estarían en riesgo. Aunque estima un nivel gigantesco de pérdidas, espera poder verificarlo con una encuesta entre los afiliados.