La compañía aérea cree que perderá entre 1.000 millones y 10.000 millones de dólares al hacer una presentación ante el tribunal de quiebras estadounidense para el Distrito Sur de Nueva York

En bancarrota, así se declaró la empresa colombiana aérea Avianca Holdings, al acercarse el plazo de pago de bonos y después de haber realizado varias solicitudes de ayuda a los gobiernos para superar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, sin haber tenido éxito en la diligencias.

Avianca, es la segunda aerolínea más grande de América Latina y desde la llegada del coronavirus debió suspender el transporte de pasajeros desde mediados de marzo, situación que redujo sus ingresos consolidados en más de 80%.

La aerolínea se acogió al capítulo 11 de Estados Unidos, un proceso donde busca favorecer la continuidad de las operaciones, preservar los empleos, mantener la conectividad para los más de 30 millones de pasajeros anuales de la compañía y promover la recuperación económica de país.

Anko van der Werff, presidente de Avianca Holdings, dijo en un comunicado que “los efectos de la pandemia COVID-19 nos han llevado a enfrentar la crisis más desafiante de nuestros 100 años de historia como compañía”.

En el texto puntualizó que la “reorganización bajo el Capítulo 11 es el mejor camino a seguir para proteger los servicios esenciales de viaje y transporte aéreo que proporcionamos en Colombia y en otros mercados en toda América Latina”.