La apertura de los centros comerciales abre espacios a tiendas incluidas en los sectores autorizados para operar.