El presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), Humberto Figuera, dijo esperar que el día 13 de agosto se reanuden las operaciones, aunque no le sorprendería que se extienda más.

Los nacionales se podrían reabrir si las autoridades consideran que es seguro, refirió en entrevista con Unión Radio.

Pero si el coronavirus sigue avanzando, sería una locura reiniciar operaciones llevando y trayendo pasajeros, admitió.


Figuera espera que se avise con tiempo, por lo menos con 10 días de antelación, para que las aerolíneas puedan vender su inventario y tomar medidas.

El INAC informó que las aerolíneas van a tener descuento en tasas de aterrizaje y de despegue, como lo pidió ALAV, destacó. Están a la espera de un descuento en el IVA.

No hay una cifra clara de las pérdidas en estos meses, detalló. Pero cuando el Estado decida abrir los cielos no todas podrán reiniciar operaciones de inmediato. “La esperanza que tengo es que todas inicien sus operaciones”, aunque no sea igual que en enero de 2020. “Comenzarán con pocos vuelos”. No cree que se declaren en bancarrota, como ha sucedido con otras en el exterior de país.


La actividad de las líneas aéreas ya estaba bastante disminuida, con frecuencias reducidas, recordó.

El INAC dictó normas estrictas sobre bioseguridad para aerolíneas, aeropuertos y otras áreas, recordó.

Las aerolíneas deben dar uniformes para trabajar sin riesgo, mascarillas, viseras, y con suficiente stock para atender a los pasajeros.