Las mini refinerías son complejos capaces de refinar hasta 50.000 barriles de crudo por día

Un grupo de empresarios venezolanos, con conocimientos en el área petrolera, propone una solución inmediata para paliar la escasez de gasolina en el país: la instalación de “mini refinerías”.

El colapso de la producción petrolera, las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y el desplome de la economía desde 2013 llevaron a Venezuela a depender de la importación de gasolina, bajo el riesgo de penalidades internacionales para los involucrados.

Ante la consulta sobre sus iniciativas para zanjar la crisis de combustible, el capítulo zuliano de la Cámara Petrolera de Venezuela remitió a la Voz de América un resumen ejecutivo donde plantea al Gobierno de Nicolás Maduro modificar la ley sobre el mercado interno de combustible e instalar “”pequeños módulos de refinación” que servirían para surtir de gasolina a cuatro de los 23 estados del país: Zulia, Táchira, Mérida y Trujillo.

“Con el objetivo de cubrir en el menor tiempo posible el actual déficit de gasolina y diésel automotriz, se propone la instalación de mini refinerías modularizadas. Es la solución más idónea y rápida de implementar para cubrir dichos requerimientos”, señala el documento.

El presidente de la cámara petrolera zuliana, César David Parra, indicó hace dos meses, que la dependencia de cabotaje o transporte en barcos del combustible desde el Complejo Refinador de Paraguaná, en el estado Falcón, es “una debilidad”.

imagen referencial

Las “mini refinerías modularizadas” podrían ubicarse donde se instalaron entre 1917 y 1987: en Bajo Grande, municipio San Francisco; Cabimas, Ulé o Mene Grande, en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, rica en reservas petroleras y con acceso al Mar Caribe.

Indica la propuesta que “sería el sitio idóneo porque cuentan con sitio permisado, servicios auxiliares, facilidades de recepción de crudo y almacenamiento de productos refinados y requeridos para la mezcla de gasolina; centros de distribución de productos o llenaderos”.

Asimismo, la Cámara Petrolera incluyó entre sus sugerencias para paliar la crisis de combustible otra alternativa: que el poder ejecutivo de Maduro permita a los empresarios importar gasolina.

“Para atender la emergencia del sector primario de alimentación de los estados fronterizos de Táchira y Zulia, (que se permita) traer ‘vía gandolas’ desde Colombia, importador neto de gasolina, y/o a través de barcos por varias fuentes externas privadas”, dice la petición.