Especialistas estiman que esta situación económica empeorará la crisis por la cual atraviesa el país

Analistas financieros estiman que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, dependerá aún más de las negociaciones de China y Rusia debido al embargo petrolero de Estados Unidos, así lo reseñó la Agencia Francesa de Noticias (AFP).

Según lo reseñado por AFP, el Gobierno Nacional deberá encontrar destino para unos 500.000 barriles diarios que hasta ahora exportaba a Estados Unidos -75% de su flujo de caja a fines de 2018-, y utilizar divisas distintas al dólar.

Además, el Ejecutivo tendrá que hallar quién le provea unos 120.000 barriles diarios de combustibles, crudo liviano y diluyentes para refinar su petróleo.

Según algunos especialistas, desde el próximo lunes 29 de abril, ninguna entidad extranjera podrá utilizar el sistema financiero estadounidense para comprar crudo venezolano, que aporta 96% de los ingresos a ese país petrolero.

“Esta situación empeorará la crisis económica sin que eso garantice la salida del poder del presidente Nicolás Maduro”, estiman los analistas.

En un informe publicado por la consultora estadouninse, Rapidan Energy Group,  se calcula que la producción de Pdvsa podría perder temporalmente unos 200.000 barriles diarios, y el bombeo del crudo, que era de 3,2 millones de barriles diarios en 2008, bajó en el mes de marzo, a unos 840.000 barriles diarios.