El gurú de Wall Street, de 88 años, ha repartido esa cuantiosa donación entre la fundación de Bill Gates y otras cuatro que están controladas por sus familiares

El veterano inversor estadounidense Warren Buffett donó este lunes 3.600 millones de dólares en acciones de su firma, Berkshire Hathaway, a cinco organizaciones benéficas como parte de un plan a largo plazo para destinar la mayor parte de su riqueza a la filantropía.

Según indicó la firma en una nota de prensa, el gurú de Wall Street, de 88 años, ha repartido esa cuantiosa donación entre la fundación de Bill Gates y otras cuatro que están controladas por sus familiares: la Susan Thompson Buffett, la Sherwood, la Howard G. Buffett y la NoVo.

Buffett se comprometió en 2006 a donar casi todas sus acciones de Berkshire Hathaway a la filantropía, buena parte a la fundación del creador de Microsoft, y desde entonces ha destinado a los cinco grupos unos 34.000 millones de dólares, lo que representa 45% del tamaño de su negocio en aquel momento.

Buffett se comprometió en 2006 a donar casi todas sus acciones. Foto: EFE/Archivo.

El conocido como “oráculo de Omaha”, que nunca ha vendido sus acciones, planea seguir haciendo estos “regalos” anuales a las cinco fundaciones hasta diez años después de su fallecimiento y de que se distribuya su herencia, según se anticipa en el comunicado.

El multimillonario presidente de Berkshire Hathaway sigue una tendencia ascendente en sus donaciones, ya que el año pasado entregó títulos por valor de 3.400 millones y el anterior fueron 3.170 millones.

La firma de inversiones financieras que Buffett fundó y todavía hoy gestiona es uno de los conglomerados más importantes del país y dispone de grandes participaciones en algunas de las principales compañías de Wall Street, como Apple, Wells Fargo, Walmart, American Express o Coca-Cola.

Solo el año pasado, Berkshire tuvo un beneficio operativo de 24.800 millones de dólares, un récord en su historia, por lo que muchos siguen observando los movimientos del octogenario empresario, y los de su socio, Charlie Munger, de 95 años, que es vicepresidente de la firma.