La Oficina del Representante de Comercio Exterior precisó que los productos a los que no se aplicarán las tasas incluyen, por ejemplo, teléfonos celulares, computadoras portátiles, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores de computadora y algunos artículos de calzado y ropa

El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes que decidió retrasar parte de la subida de aranceles de 10% a productos chinos; las medidas tenían que entrar en vigor el próximo 1 de septiembre, pero fueron pospuestas hasta el 15 de diciembre.

“Se ha determinado que los aranceles deben retrasarse hasta el 15 de diciembre para ciertos artículos”, señaló la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos (USTR, en sus siglas en inglés) en un comunicado.

Los productos de este grupo incluyen, por ejemplo, teléfonos celulares, computadoras portátiles, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores de computadora y algunos artículos de calzado y ropa.

Foto: EFE.

Para algunos bienes, sin embargo, los aranceles sí entrarán en efecto a partir del primer día de septiembre, aunque el Gobierno estadounidense no dio más detalles.

La USTR también informó que algunos productos se han eliminado del listado de bienes que serán sancionados con gravámenes por motivos de “salud, seguridad, seguridad nacional y otros factores”, pero no especificó cuáles, indicó EFE.

De acuerdo con la oficina comercial, en las próximas horas se publicará una lista en la que aparezcan los productos que quedarán exentos de aranceles y los que no serán castigados hasta el 15 de diciembre.

Washington advirtió el pasado 1 de agosto de la imposición de nuevos aranceles del 10 % sobre importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre, a pesar de que las negociaciones comerciales entre los dos países siguen en pie.