Esta medida impedirá el turismo en la isla y el acceso de dólares estadounidenses

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que a partir del miércoles 5 de junio se prohibirá los viajes en crucero a Cuba, lo que representa una nueva restricción a la economía cubana, mayormente al turismo de la isla.

“EE.UU. no permitirá las visitas a Cuba a través de embarcaciones de pasajeros y embarcaciones recreativas, incluidos cruceros y yates, así como aviones privados y corporativos”, reza el comunicado del departamento.

Esta sanción no incluye a los vuelos comerciales que seguirán operando entre Estados Unidos y Cuba, pues según el gobierno estadounidense, estos son usados  para viajes familiares y no de carácter recreativo, como los cruceros.

El comunicado también expresa que esta decisión está motivada para “el régimen cubano y sus servicios militares, que controlan la industria del turismo en Cuba y accedan a dólares estadounidenses”.

Otro anuncio de la administración Trump fue la suspensión de los viajes culturales y recreativos llamados “people to people”, que se realizaban desde 2014 para acercar a miles de personas a la cultura cubana.