La “revolución bolivariana”, que dice ser antiimperialista, le cedió su política monetaria y cambiaria a la Reserva Federal de Estados Unidos, lo cual es una paradoja, subrayó el profesor del IESA

Venezuela está al borde de un colapso de su sector externo, con reservas de cerca de 6 mil millones de dólares que hacen que el gobierno de Maduro no tenga cómo hacer frente a la defensa del bolívar, por lo que necesita desesperadamente ayuda internacional, advirtió este domingo el economista José Manuel Puente, profesor del IESA.

Solo mil millones de esas reservas son en efectivo, alertó Puente en entrevista con Carlos Croes en su programa Diálogo con, transmitido por Televen. Es el nivel más bajo de reservas en 30 años.

Según Puente el tipo de cambio “va a seguir devaluándose durante 2020”.

El bolívar está muy mal, ya que la economía está “dolarizándose de facto” debido a que “los entes económicos han perdido toda credibilidad” en el bolívar.

El país tiene seis años en recesión y el gobierno no hace nada, deploró.

Persiste “una economía negra” del narcotráfico, el contrabando de gasolina y comercio de oro que genera “un flujo de divisas” y que “alimenta ese flujo de dólares” en la economía venezolana.

A su juicio esto es negativo, porque implica que la “revolución bolivariana” le cedió sus potestades en política monetaria y cambiaria a la Reserva Federal de Estados Unidos. Esto es “toda una paradoja” porque se trata de una revolución que se dice antiimperialista y ahora le cede a EEUU su soberanía monetaria.

Venezuela, enfatizó, es el único país del planeta con hiperinflación.