Los economistas Manuel Sutherland y José Miguel Uzcátegui coinciden en que partir de un acuerdo político es el primer paso para dar respuestas a los conflictos económicos del país

Este 5 de enero se instaló la nueva Asamblea Nacional (AN) para el período 2021-2025 y los economistas exponen las principales medidas que deben perseguir los parlamentarios para recuperar a Venezuela en materia económica.

El economista Manuel Sutherland resaltó cuatros estrategias que deben plantearse los parlamentarios de la asamblea chavista, teniendo como primera instancia un acuerdo político para formar una mesa de trabajo y hacer frente a la emergencia económica del país.

“Lo primero sería lograr un acuerdo político que lleve a hacer un plan de salvación económica nacional por los actores sindicales, de partidos políticos y el gremio empresarial; la AN pudiera impulsar esto”, afirmó el economista.

Rafael Briceño Sierralta

En relación a ello, Sutherland agregó que la asamblea “debería generar acercamientos con la comunidad internacional para tratar de disminuir las sanciones y hacer intercambios de estas por apertura económica y política”.

Asimismo, Sutherland destacó de obligación por parte del poder legislativo, rescatar los activos del país sudamericano en el extranjero y utilizar el capital para respaldar el sistema alimenticio de los sectores más vulnerables.

“Obligatoriamente tendrán que trabajar el rescate de los activos de Venezuela en el extranjero y ese dinero que está afuera sería indispensable para frenar la miseria extrema y el hambre a nivel nacional.”

Por último, concretó que “deberían trabajar junto con sectores privados la reestructuración de la deuda externa y acuerdo para conseguir créditos y ayudas”, concluyó Sutherland.

Por su parte, el economista José Miguel Uzcátegui asevera que es importante conocer el programa legislativo de la asamblea y señala que “el problema económico no es solo legislativo, es también del ejecutivo”.

Para movilizar las fuerzas productivas y el interés por inversiones extranjeras, “es necesario que exista un acuerdo político con definición y un plan de estabilización”, dijo Uzcátegui.

En consecuencia, aseguró un escenario negativo para conseguir una salida a la crisis económica debido a la no participación del 80% de los venezolanos en las parlamentarias del 6 de diciembre.

“No tengo expectativas positivas ante el trabajo de esta asamblea porque está ausente la gran mayoría del país”.

Finalmente, el economista prevé la continuidad del conflicto económico: “La iniciativa también viene del mundo político que no es partícipe de este proceso y la base de las soluciones económicas es una salida política.