Agregó que los gremios exigen una flexibilización completa en lo que resta de año para recuperar los saldos rojos que marcan sus estados financieros

El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, indicó que 20% de los comercios en todo el país, lo que representa 40.000 negocios, podrían cerrar en diciembre de este año por no poder hacerle frente a los embates económicos que ha provocado la pandemia por la COVID-19.

En entrevista para La Prensa de Lara, Capozzolo explicó que la mortalidad empresarial es ocasionada por las restricciones aplicadas a las actividades económicas en los últimos 7 meses.

Asimismo, aseguró que es necesario que el país se adapte a la nueva normalidad, producto de la COVID-19, ya que, la enfermedad no será erradicada en corto plazo.

También, Capozzolo indicó que 90% de las empresas afrontan dificultades para asumir gastos operativos, de nómina y de adquisición de inventarios.

Destacó que muchos comercios han migrado a plataformas electrónicas porque tienen menor control fiscal, algo que alertó podría afectar la economía del Estado en un largo plazo.

En tal sentido sostuvo que “eso nos preocupa porque la migración a la informalidad lo que se traduce es que el país tendrá una base tributaria más pequeña, y precisamente tenemos que luchar para tener una base tributable más amplia porque es lo que sostiene al Estado”.

Consecomercio registró una caída del consumo de 70% este año, mientras que la recesión económica del sector ha sido de 30%, y el desempleo también de 30%.

Destacó además que las operaciones en divisas abarcan 80% de las transacciones, esto significa que en el país circulan aproximadamente 2.300 millones de dólares.