“Unos actores distintos o que desde el mismo gobierno, donde sea, pero que vengan actores diferentes, pero aquí lo que ha habido siempre es una revuelta de los mismos actores”, afirma

Para conocer la realidad del mundo empresarial venezolano, entrevistamos al presidente de Conindustria, Adán Celis, quien compartió con nosotros la visión del país que tienen los empresarios.

Llega a la redacción con su amable sonrisa y saluda con efusividad a quienes estamos allí. Conversamos sobre la dinámica de la entrevista con nuestra productora y nos sentamos a hacer Con tres puntos

-¿Esto en un deporte de riesgo, es retar al destino, estar en Conindustria y luego aspirar a Fedecámaras en este escenario de recesión que tiene el país?

Tienes que tener compromiso. Tú tienes que tener compromiso hacia todo lo que representa Venezuela. Nosotros en los gremios, nuestra actividad es ese aporte que le hacemos el país, porque yo creo que todos en el país tenemos que hacer un aporte para lograr los cambios que se requieren y volver a ser un país de progreso, un país de oportunidades, todos tenemos que poner un granito de arena.

-¿Y no es más fácil irse, agarrar los reales e invertirlos en un escenario donde haya mejores condiciones, seguridad jurídica? No haya la inestabilidad política que tenemos

Cuando hay circunstancia donde ya no puedes más el empresario tiene que irse, pero eso ocurre después de mucho tiempo porque una empresa en un ser vivo, es algo donde hay personas, donde hay sueños, donde hay ideas, donde hay objetivos. Entonces cerrar una empresa es abandonar, eso no se hace. Tú tienes que seguir adelante, tienes que reinventarte. Cuando ya llegas a los límites o cuando te han expropiado, cuando te han expoliado, es decir hay circunstancias de fuerza mayor, pero esos empresarios siguen apostando, especialmente el empresario tradicional de Venezuela, ese empresarios que tiene años, que sus negocios vienen vienen por tradición, vienen de generaciones, son empresarios que siempre han apoyado el país, son empresarios que siguen ocupándose de su gente, que son quienes se siguen ofreciendo puestos de trabajo.

-¿Qué le están ofreciendo los empresarios al país en este momento?

Ya han salido unos estudios donde se ve que hoy en día nosotros, el sector privado en términos reales de la economía somos los que estamos dando los mejores salarios, somos los que estamos dando garantías.

-¿De cuánto es el salario?

Ya está el salario promedio del sector privado rondando los 100 dólares, en comparación, te puedes imaginar con sectores como el sector público que está pagando tres y cuatro dólares y que si le meten algunos bonos o alguna cosa no pasa de 20.

-¿Cuáles son las mejores condiciones?

Hay seguridad y hay un trato distinto, el empresario privado que va desde todo, el empresario de alimentos del empresario, el empresario que produce en el campo, el empresario que produce medicamentos, hasta los medios de comunicación, ustedes son unos empresarios privados, los dueños de este medio que igual están dándole empleo a toda esta cantidad de venezolanos que están aquí soñando, que sueña, que por cierto quiero felicitar a todos por este aniversario del día del periodista, que bonita esa fecha, esta fecha de esos hombres y mujeres periodistas de este país que siguen adelante a pesar de todas las circunstancias.

-¿Los empresarios quieren gobernar el país, quieren gobernar Venezuela?

Yo creo que cada quien tiene su papel. Ahora aquel empresario que quiere aspirar, el empresario no es un marciano, un empresario no es que es un ser de otra galaxia.

Si un empresario quiere algún día aspirar, bueno ese señor aspirará. Si un empresario quiere aspirar tiene que salirse del gremio y dedicarse a la política, mientras esté en los gremios tiene que ser representativo de su sector y no estar en política.

En este momento pareciera que el sector empresarial le está robando el show a los políticos, están entendiendo mejor el momento político y de hecho el gobierno de Nicolás Maduro los toma en cuenta y tratar de generar los acercamientos que históricamente no ha tenido. Porque ustedes tienen el San Benito de que quisieron tumbar al presidente Chávez

Bueno eso fue hace 20 años, me lo preguntaron y yo a esa persona le dije: mira yo no creo que no tenemos que estar hablando de 20 años para atrás sino que tenemos que hablar de los 20 años que vienen y nos tenemos que enfocar en eso y en ese aspecto y yo creo que es que mira nosotros hacemos lo que nos corresponde. ¿Qué nos corresponde a nosotros? Crear empresas, multiplicar el empleo en el país, crear condiciones, exportar productos, generar valor; más allá de eso nosotros estamos cumpliendo con lo que nos toca y no estamos aquí en una competencia si con los políticos o los no políticos, cada quien tiene que cumplir su rol.

Nosotros nos tenemos que dedicar a los que sabemos, ¿Qué es lo que nosotros sabemos?, producir empresa, producir empleo bueno para los venezolanos, ¿Qué es lo otro que sabemos?, hacer productos de exportación contra toda la limitación es generar valor, generar los productos que les gustan a esos venezolanos que nos oyen, esas galletas que les gustan, esa harina que le gusta, esos productos, esas botellitas que también le gustan a todos los venezolanos y todas esas cosas que están por ahí, ese es el valor que nosotros le damos al país.

-No los podemos comprar porque están carísimos

El problema no es el costo, el problema es el salario, el problema que ha habido aquí políticas económicas.

-¿No hay especulación?

Qué especulación va a haber aquí donde nosotros lo que estamos produciendo es el 20 por ciento de la capacidad. Especulación es lo que ha habido en contra el salario de los venezolanos que se ha ido pulverizando, cuando nosotros llegamos a tener uno de los salarios, el salario en Venezuela rondaba casi los 300 dólares, el salario mínimo, pero el salario promedio de los venezolanos estaba rondando los 5.000, el salario promedio cuando lo veía todo, eso es lo que hacía que tuviéramos una economía poderosa donde cada quien podía de comprar, desde su casita hasta su pequeño carro.

-¿Cómo recuperamos el salario?

La única forma de recuperar el salario de verdad, y hay que hablarle a la gente, no se dejen caer en mentiras podridas y esas cosas. La única forma que se recupere el salario aquí, es que haya competencia por la gente y la única forma que haya competencia por la gente es que vengan inversiones a este país, que se multipliquen las inversiones, que haya inversiones en todos los sectores y de paso también hace que los precios también bajen porque en la medida que haya más competencia, que haya más inversiones, que se multiplique el empleo, todos nosotros vamos a empezar a pelear por los trabajadores del país, igualmente, por ejemplo en el caso también de los periodistas, si hay muchos medios también ustedes como empresarios tienen que pelearse por los periodistas, entonces como sube eso, empieza a subir el salario. ¿Pero cuál es la única forma? que haya un marco jurídico con suficientemente robusto que atraiga inversión.

-¿Qué se necesita en el marco jurídico venezolano ahora?

Eso se requiere evidentemente, primero tiene que pasar por unos actores distintos, unos actores que crean de verdad la modernidad del país, unos actores que crean en que el país tiene que reinsertarse en el mundo, que tenemos que tener políticas económicas modernas y avanzadas, políticas económicas que pasan en primer lugar por la libertad económica, ¿Qué es la libertad económica? no es otra cosa que la libertad de cada persona que nos está viendo ahorita, de cada uno de ellos que quieran emprender lo que quieran, como quieran y que hagan y que generen empleo en el país.

-¿Eso implica un cambio de gobierno?

Unos actores distintos o que desde el mismo gobierno donde sea, pero que vengan actores diferentes, pero aquí lo que ha habido siempre es un revolver una revuelta de los mismos actores. En Venezuela hay una cantidad de hombres y mujeres preparados.

-¿Cuál es el andamiaje jurídico que necesitamos?

La palabrita mágica: respetar la propiedad privada. Con valentía: señores aquí se acabaron las expropiaciones, las expoliaciones, nada de eso, aquí se va a respetar al que venga, su inversión, el que quiera retornar su dividendo lo puede retornar, el que quiera sus activos se van, eso. Pero ha que crear unas leyes que garanticen eso, además está la Constitución y la constitución lo garantiza, pasa es que aquí se han bypasseado la Constitución. Pero dentro de la Constitución que haya unos marcos y unas leyes que se generan, hoy en día hay más de 130 leyes en este país que van en contra de la libre empresa, hay que derogar todas esas leyes y permitir.

¿Qué es lo que está pasando aquí también? Aquí los negocios se están poniendo todos informales porque tener un negocio formal es costosísimo, señor ¿Qué es lo que queremos el país? que se formalice la economía, que tengamos negocios serios que los trabajadores nuestros del país tengan tengan empleos seguros.

-¿Ustedes le han planteado eso así, por la calle del medio al gobierno de Nicolás Maduro?

Se le ha planteado a todas las instancias, no solo al gobierno de Nicolás Maduro, se le ha planteado al gobierno de Hugo Chávez, y a todos los gobiernos anteriores, que tenemos que entrar en una economía diferente, una concepción distinta, tenemos que acabar con eso que se llama el colectivismo y empezar a hablar de cada individuo de preocuparnos porque cada venezolano logra hacer sus sueños realidad.

-¿Usted cree que el problema es el colectivismo?

Totalmente porque el colectivismo es una entelequia, el colectivismo es algo que no existe. Vamos a preocuparnos de cada uno que nos están viendo ahorita ahí… Usted quiere montar cualquier pequeño emprendimiento que usted tenga la garantía que usted puede hacer su negocio rápido que en una semana puede formar su compañía y poder seguir adelante puede emplear a sus colaboradores con de forma honesta.

-¿Por qué los llama colaboradores?

Esa es la diferencias, eso es un término que nosotros lo usamos. ese término lo empezó a usar el señor Eugenio Mendoza, porque la diferencia entre el trabajador es que el trabajador únicamente va para un sitio y se agrupada a hacer un trabajo y por un sueldo; el colaborador se une a la empresa, el colaborador empieza a formarse y forma parte integral de la compañía. Es como al final, nosotros en nuestra empresa nosotros nos llamamos familia y nos tratamos como familia y nos cuidamos como familia, en las familias también hay sus ovejas negras, las cuales hay que desecharlas, no es que es un sentido de proteger. las ovejitas negras también pa fuera.

-¿Las formas de propiedad pueden convivir todas?

Nos podemos apoyar siempre que sean eficientes, lo que no podemos tener unas empresas del Estado, que hace tres años el último número que tenemos, consumían el 9 por ciento del presupuesto, ojalá agarráramos ese dinero esas empresa del Estado ineficientes y lo dedicáramos a educación, a salud, a crear más vías de transporte.

-¿Las zonas económicas especiales van en la dirección de lo que usted está planteando?

Las zonas económicas especiales se crean en los países para desarrollar ciertos sitios que son deprimidos, por ejemplo, mira vamos a tal zona un país está deprimida, entró en una economía aboyante, entonces vamos a ver cómo hacemos que para que esa zona pueda surgir, pero es que el problema es que Venezuela toda está destruidas, entonces es la única forma es crear una gran zona económica especial que se llama Venezuela, que es todo el país; mientras nosotros le damos la bienvenida a esa iniciativa, pero esa no es la solución del país. La solución es real que es esa legislación que le quieren crear a esas zonas especiales vamos a hacerlo a todo el país para recuperar todo el país.

-La mano de obra venezolana es sumamente barata y pareciera que eso es el atractivo para atraer inversiones extranjeras, entonces estamos al final vendiendo por tres lochas la mano de obra capacitada que tenemos o que aun nos queda

De cuál mano de obra nos está hablando cuando la mano de obra gana 3 y 4 dólares.

-Por eso mismo, esa es la ventaja que tienen, que cualquiera puede venir a pagarle a alguien, que en otra parte gana 300 dólares, aquí le pagan 50 y los toma.

Pero pregunta a esas personas por lo menos vamos a empezar que vengan esas inversiones y tú en vez de tres, el señor gana 80 para empezar, eso es un avance en el país. Aquí lo que es entregar a la economía es tener a los otros venezolanos ganado 3 y 4 dólares, yo quiero que venga inversión, y al principio te vendrán maquila, que en muchos lados son eficientes, muchos países, pero después te viene lo demás, pero tú tienes que empezar por algo, la gente está esperando soluciones vamos a dejarnos ese discurso…

-¿Cómo se revierten esos procesos de expropiación, de expoliación como usted los ha llamado? ¿Cuál sería el mecanismo ideal para devolver esas empresa que nos son productivas en manos del Estado a manaos del estado?.

Las leyes te lo permiten ahora y aquí se ha hecho y este gobierno ha hecho proceso de licitación transparente maravilloso decisión el año 99 que por cierto lo llevó el señor Cabello, uno de los procesos de licitación más transparente que han habido, cuando se asignaron las frecuencias de telefonía celular que salieron muchas las nuevas que todavía muchas de ellas están, fue a través de ese proceso de licitación de forma transparente, pasa es que ahora pasamos de eso a la dedollicitación que se lo entregan al amigo o al otro al otro, vamos a recuperar ese espíritu que se hizo y si se hace un proceso de licitación transparente donde estas empresas del Estado, ya va, las empresas expoliadas usted se las tiene que devolver a quien se las quitó, usted quiere mandar un mensaje al exterior de que respeta la propiedad privada, lo primero que hace es entregar esas empresas a quien se las quitó… En segundo lugar las empresas, que después estuvieron, que se compraron en forma que fueron adquiridas por el Estado y le pagaron a su dueño, también tiene que ir a licitación pero pero también las empresas que están todavía en mano del Estado, eso tiene que ir a un proceso de licitación transparente, requerimos no que venga capitales golondrinas a comprar eso, que nada más agarren las medio parapeten y las venden; que le inviertan, que le vuelvan a las buenas productivas porque atrás de esa inversión vienen empleos, esa gente con quien estás hablando quiere ganarse por lo menos 100 dólares.

-¿Cómo volvemos a la normalidad sin vacunas?

Es un problema fundamental, todo ese tema de 7 por 7, 7 por 4, todo eso no sirve para absolutamente nada, aquí lo que se sirve en un programa de vacunación masivo… Nosotros en Fedecámaras propusimos un plan de vacunación alterno, que te aclaro, la vacunación debería ser el Estado, pero bueno si estamos en un Estado que no tiene recursos… Nosotros como responsabilidad social que tenemos nos creamos un plan de vacunación para vacunar a nuestra gente y sus familiares, es nuestra participación, si nosotros le quitamos al Estado vacunar por ejemplo entre 3 y 6 millones de personas, que podemos hacerlo, le estoy quitando esa carga al Estado, que se la pueden destinar a los que no están dentro del sector privado.

-¿No les han dicho ni sí ni no todavía?

Estamos esperando respuesta, no podemos seguir. Ya en Colombia está vacunando el sector privado su gente a través de los gremios, nosotros pedimos lo mismo, tenemos un sistema montado ya para vacunar.

Es que eso también hace que solamente el plan de vacunación, es que un trabajador un colaborador nuestro, que nosotros lo vacunamos, va a trabajar mejor que va a trabajar con tranquilidad, que va a ser más efectivo, más eficiente. Las soluciones buenas en la vida son las que ganamos todos con las que ganen todos los que ganan los cuentos colaboradores con las que ganemos nosotros con las que gana nuestros proveedores nuestros clientes esto cuando hay soluciones de eso entonces se produce sinergia y el país está para dar ese pago, nosotros nos llamamos empresarios pero nuestro apellido terquedad y somos tercos y vamos a seguir insistiendo no solo en ese plan de vacunación, en todos los que conlleve a que el país se recupere la senda del crecimiento del progreso, nosotros lo vamos a decir una, dos, tres, cuatro, las veces que sean necesarias lo vamos a seguir diciendo.

-¿Pdvsa tendría que entrar dentro de esas posibilidades de recibir inversión privada

Oye es muy lamentable la situación que pasó con Pdvsa, de las tres empresas más grandes del mundo, hoy en día es una empresa desahuciada, una empresa que no tiene, yo lo que creo que tenemos que un proceso en este momento especialmente los temas de la falta de combustible, nosotros tenemos que prestarle soluciones a esos venezolanos que están haciendo cola, eso es denigrante en un país energético, un país que ya cumplió 100 años de ser productor petróleo, aquí no podía faltar ni gasoil, ni gasolina ni nada de eso, esa es la mayor demostración del fracaso absoluto de un modelo económico, que algo que era indestructible lo destruyeron, entonces nosotros tenemos que volver a lo que éramos antes, tenemos que agarrar y buscar privatizar de alguna forma, llevar que Pdvsa vuelva competir con los que competía antes…

Estamos en un momento diferente, estamos en un momento mira estamos, yo siempre lo digo, del momento más oscuro de la noche es justo antes del amanecer, se van a producir cambios en este país, hay vientos de cambio en este país, porque las cosas ya no aguantan y entonces se ven cosas y se sienten cosas, yo estoy seguro que se van a producir esos cambios seguro que se van a producir unas negociaciones que van a llegar a esos cambios, no se puede seguir, hay un país esperando y dentro de ese país que está esperando, nosotros los empresarios vamos a un rol fundamental, nosotros nos identificamos con nuestra gente, con nuestros colaboradores, vamos a seguir prestando esos productos y produciendo los productos que quieren, los servicios que quiere lo venezolano, creando empleo bueno para la gente, creando productos de exportación, generando valor al país y buscando llevar una sonrisa a los venezolanos.