La presidenta del gremio del comercio y los servicios señala que han avanzado en una propuesta para resolver el problema de la gasolina vía privatización. Esperan una mejora de las condiciones en las ventas en las próximas semanas. Se pronuncia de que no vuelva el 7 + 7

Tiziana Polesel tiene medio año al frente de Consecomercio y al mirar al sector señala que dar cifras promedio del crecimiento no termina siendo una mirada justa a la realidad que viven los empresarios de este sector de la economía.

“No es lo mismo que vivimos en Caracas que lo que se vive en el interior del país, como tampoco es lo mismo el sector alimentos o salud que el sector papelería o turismo”, sostiene Polesel.

Indicó que los comercios que presentado mejor desempeño y una recuperación todavía no alcanzan el 50% de sus ventas prepandemia “que ya estaban disminuidas por la caída de la economía”.

No más 7+7

El gremio de comerciantes insiste en su planteamiento de dejar atrás el esquema de 7+7 y avanzar en un plan de vacunación que pueda garantizar inmunidad a la población.

Indicó que solo de esas manera puede sobrevivir el comercio y servicio que ha estado trabajando por debajo del 50% de su capacidad y eso atenta contra contra el empleo y las condiciones de las personas que dependen de su trabajo en esta área de la economía.

Señala que la flexibilización total de noviembre y diciembre no ha logrado reactivar las ventas del sector debido a que el evento electoral de alguna manera inhibe la actividad, la hace más lenta. Tienen expectativas de que en lo adelante se reactiven las ventas.

Uno de los problemas fundamentales que tiene el comercio y los servicios en la estructura de sus costos es el tema combustible y al referirse a ellos la dirigente gremial señaló que han propuesto soluciones al Ejecutivo.

Han propuesto un esquema de privatización que puede ayudar a mejorar el volumen y la distribución de la gasolina que tanto hace falta para darle certidumbre a las operaciones del sector.

El encuentro

Tizana Polesel recibió a los periodista en medio del evento organizado en el marco de la celebración del Día del Comercio y los Servicios.

La presidente del gremio habló del documento “Sector Comercio y Servicios de Venezuela, su importancia y propuestas para su recuperación y crecimiento sostenible”,  en donde hacen una serie de propuestas para enfrentar el corto y mediano plazo.

“Para el sector del comercio y los servicios se hace necesaria la construcción e implantación de una agenda de estrategias de política que, por una parte, considere aspectos económicos y demás condiciones del entorno de los negocios y por la otra, que se razone una verdadera visión integral en el diseño de las políticas públicas para el sector. Es esencial, que se contemplen los niveles de encadenamiento productivo y la prevalencia de aspectos vinculados con la seguridad jurídica, respeto a las libertades económicas y la promoción de la competencia, elementos que suman a la eficiencia económica y al bienestar de la sociedad”, dijo Polesel.

Identifican tres ejes de acción que empiezan por el macroeconómico y la posibilidad de darle piso a una estrategia antiinflacionaria consistente sostenible.

El segundo eje estratégico mencionado por Polesel se condensa en las condiciones del entorno de los negocios. “Es imperante la mejora en las condiciones económicas del país para el desarrollo de los negocios, captación de inversiones extranjeras  y promoción de la inversión nacional, para lo cual es prioritario revisar los aspectos que obstaculizan y  dificultan el establecimiento y operatividad de las firmas”.

Pidió la revisión del estado de la infraestructura que da soporte a las actividades productivas, a fin de desarrollar estrategias que apunten a la actualización tecnológica y su mantenimiento, así como la consideración de nuevas matrices energéticas, alineadas al cuidado del medio ambiente.

El tercer eje estratégico consiste en la creación de las condiciones para el diseño de políticas públicas con enfoque integral. Para la presidente de Consecomercio, existe un gran reto para el diseño de políticas públicas orientadas a los sectores productivos y, en particular, para el comercio y los servicios, que parta de un enfoque integral desde distintos ángulos como la política industrial, política comercial y políticas de competencia. “Es fundamental, -expresó-, que se tenga la oportunidad de discutir y reflexionar con los distintos actores sobre la base de las tendencias más modernas, las lecciones aprendidas y los objetivos de desarrollo sostenible”.