La abogada Teresa Borges resaltó que los arrendadores e inquilinos tienen que recurrir al consenso para coordinar la reprogramación del pago de los inmuebles. “No se debe cerrar ninguna puerta de negociación”

Las abogadas Mónica Fernández y Teresa Borges García insistieron en que la negociación y la mediación son la salida para el pago de alquileres en el contexto de las medidas tomadas por el ejecutivo venezolano para atender la COVID-19.

Durante una reunión digital organizada por Consecomercio, Fernández aclaró que el decreto N° 4.169 publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.522 de fecha 23 de marzo de 2020, no establece la exoneración de los cánones de arrendamiento de inmuebles de uso comercial y de vivienda principal, sino su suspensión. Si la persona posee un impedimento para realizar el pago, debe llegar a un acuerdo con su arrendador.

La abogada Teresa Borges resaltó que los arrendadores e inquilinos tienen que recurrir al consenso para coordinar la reprogramación del pago de los inmuebles. “No se debe cerrar ninguna puerta de negociación”.

Fernández sugirió que las personas tienen que acudir a la mediación porque es la solución del futuro.

La videoconferencia contó con la participación del comité, directorio ejecutivo, consejeros permanentes y expresidentes de Consecomercio. También se conectaron presidentes de cámaras y asociaciones de comerciantes y prestadores de servicios y representantes de las cámaras inmobiliarias afiliadas a Consecomercio.

Durante la conferencia, las especialistas indicaron que la Asociación Civil Abogados Solidarios está ofreciendo asesorías a través de su correo electrónico: abogasolidarios@gmail.com.