Los productos para los bodegones “pasan por aduana pero no hacen aduana”, señaló Rusvel Gutiérrez, presidente de la Cámara de Industriales y Aduaneros

El sector comercial y aduanero está completamente paralizado en Vargas, como estado y no solo por la COVID-19, aseguró Rusvel Gutiérrez, presidente de la Cámara de Industriales y Aduaneros del estado Vargas.

De 1.200 agentes aduanales solo 60 están operativos, criticó Gutiérrez en entrevista con Unión Radio. Un 90% de los 25 mil empleos están en riesgo.

El importador actual es el gobierno, precisó. Lo poco que llega es para los bodegones, productos que van para un target de mucho poder adquisitivo. “Los bodegones son una política de Estado”, los productos para los bodegones “pasan por aduana pero no hacen aduana”.

Los agentes de aduana han sido liquidados por los “puerta a puerta”, añadió.

Con el pretexto de la COVID-19, los cuerpos policiales han impuesto sanciones al margen de la ley, aseveró.

La debacle del sector comenzó hace 10 años debido a la reducción de importaciones y exportaciones, indicó Gutiérrez.

En Vargas hay 14 mil comercios, y son pocos los que pueden estar activos, señaló del estado que hoy también es denominado La Guaira.