El 27 de este mes vence el plazo que concedió el Departamento del Tesoro para que cesen totalmente las operaciones en suelo venezolano

La empresa petrolera estadounidense Chevron Corporation hace las gestiones ante las autoridades de Washington para que le permitan operar en Venezuela hasta, al menos, 2020.

El 27 de este mes vence el plazo que concedió la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, para que cesen totalmente las operaciones en suelo venezolano como parte de las sanciones que impuso el gobierno de Donald Trump.

Trascendió que la petrolera hace lobby o cabildo ante la OFAC y otras instancias de la Casa Blanca, el Congreso y el Partido Republicano para obtener una prórroga de al menos un año, que concluiría a mediados de 2020.

Las sanciones que impuso el Departamento del Tesoro afectan la actividad de la empresa en Venezuela. Foto: EFE/Archivo.

En caso que esa licencia no se otorgue, Chevron tendrá que cesar operaciones en las sociedades que tiene con Petróleos de Venezuela S. A. (Pdvsa) en distintos proyectos mixtos.

El pasado 2 de junio, la compañía de noticias norteamericana Bloomberg adelantó que Chevron “está presionando a Estados Unidos para que reduzca las sanciones contra Venezuela y así poder continuar con sus negocios en el país”.

“Los ejecutivos de Chevron le han pedido al personal local que la compañía espera que se extiendan las exenciones que vencen el 27 de julio, lo que le permitirá permanecer en Venezuela. Esperan que la administración de Estados Unidos tome una decisión a mediados de junio para que se pueda notificar a los proveedores con anticipación”, indicaron.