La crisis mundial que generó la COVID-19 superó los números rojos del año 2008

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), estima que la economía de Latinoamérica se recuperará de la recesión post pandemia en varios años.

“Es claro que esta ha sido la peor crisis en últimos 100 años, con grandes impactos en lo social y productivo”, agregó el organismo.

Alicia Bárcena, directora de la Cepal, indicó que “lo que vemos con preocupación es que estamos ante una década perdida que va a representar una caída de 9,1% del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)”.

Precisó, en conferencia de prensa virtual, que el reporte destaca que las secuelas y efectos a mediano plazo van a ser mayores porque la crisis va a durar más de lo que se pensaba cuando estalló la pandemia.

Además detalló que, por ejemplo, este año ya se registró el cierre de 2,7 millones de empresas formales y se desconoce en cuánto tiempo tardarán en recuperar su capacidad productiva, por lo que el desempleo alcanzará a 44 millones de personas.

“La verdad es que el desempleo preocupa porque hablamos de que creció en esta etapa, ahora hay 18 millones de personas más de desocupados de los que había en 2020”, dijo.

Agregó que, la pobreza tendrá un retroceso de 15 años. “Llegaremos a 231 millones de personas que volverán a los niveles de pobreza que había en 2004, y la pobreza extrema tendrá un retroceso de 30 años hasta alcanzar a 96 millones de personas”, expresó.

Otros datos preocupantes del informe revelan que sólo el 62% de los ocupados en la economía de Latinoamérica tienen un contrato, el 53% cuenta con cobertura médica y el 46% cotiza en un sistema de pensiones.

Bárcena aclaró que estos cálculos no han tomado en cuenta las medidas de contención social tomadas por los Gobiernos en medio de la emergencia sanitaria, ya que la Cepal medirá el impacto de las mismas en un informe que presentará en noviembre.

En el caso de América Latina y el Caribe, agregó, desde el primer trimestre de este año se contrajeron nueve economías y se desaceleraron otras ocho. Así se llegó a una caída regional del PIB del 9,1%.

La peor proyección la tiene América del Sur, en donde se estima que el PIB se desplomará este año en 9,5%, mientras que en América Central será del 8,4% y en el Caribe, de 7,9%.