El presidente del entre gremial afirmó que para ello se requiere un servicio de registros y notarías, que esté al servicio del ciudadano como obliga la Constitución, la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos

Este martes, el Presidente de la Cámara de Comercio, Industria y los Servicios, La Cámara de Caracas, Leonardo Palacios, manifestó su preocupación por la práctica de registros y notarías, que viene lesionando “los derechos fundamentales de propiedad, libertad económica, asociación y la seguridad jurídica

En ese sentido, en una nota de prensa Palacios consideró que las autoridades  han llamado a la búsqueda de acuerdos necesarios para la recuperación, reactivación y crecimiento económico, “sin tener en cuenta que una de las determinantes más importantes para una política económica tendente a esos fines es la confianza”. 

“De la confianza deriva la posibilidad de dar seguridad jurídica y eficacia a las transacciones entre los agentes económicos privados, entre ellos, y frente a terceros”, dijo el presidente gremial.

Además de eso, afirmó que para ello se requiere un servicio de registros y notarías, que esté al servicio del ciudadano como obliga la Constitución, la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, la Ley Orgánica de la Administración Pública y la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos así como responder a los principios básicos. 

“En la actualidad, los profesionales del derecho, los agentes económicos privados y empresas interesadas en seguir produciendo, distribuyendo y comerciando bienes y prestando servicios, vienen por distintos medios elevando su angustia cívica a través de los gremios, como la Cámara de Caracas, no solo por el retardo sino por las exigencias de cobros indebidos exigencia irracionales de tasas, sin justificación”, aseveró.mente”.

Adicionalmente, son numerosas sus quejas y denuncias sobre retrasos injustificables en la tramitación, protocolización y autenticación de los documentos que instrumentan los negocios jurídicos celebrados por aplicación criterios que desconocen o violentan las disposiciones de los Códigos Civil y Mercantil, así como las leyes especiales.