El Banco Central de Perú espera que se mantenga un crecimiento por encima del promedio de la región en 2022 y 2023 en comparación con otros países

El Banco Central de Perú presentó proyecciones macroeconómicas para el 2022-2023 y concluyó que la economía peruana crecería 3,1 por ciento en 2022, debido a la normalización de la producción primaria en el segundo semestre, asumiendo la entrada en operación del proyecto Quellaveco.

Esta proyección es menor a la del Reporte previo (3,4 por ciento), debido a una revisión a la baja en la producción de los sectores primarios. La economía proseguiría con un crecimiento de 3,2 por ciento en 2023.

En cuanto a la inversión privada, creció en 2021 en ocasión a la autoconstrucción y la ejecución de proyectos postergados por la pandemia.

La inversión privada registraría un crecimiento nulo este año y de 2,0 por ciento en 2023, en un escenario de recuperación gradual de la confianza empresarial.

Por su parte, la inversión pública crecería 2,1 y 1,6 por ciento en 2022 y 2023 principalmente por obras de Reconstrucción y continuidad de proyectos de inversión a cargo de gobiernos subnacionales.

El Banco Central destacó que se espera que Perú mantenga un crecimiento por encima del promedio de la región en 2022 y 2023 en comparación con otros países.

Inflación

La inflación interanual aumentó a 8,09 por ciento en mayo, desde 6,15 por ciento en febrero, impulsada por el mayor precio de los alimentos con alto contenido importado y los combustibles.

Las expectativas de inflación a doce meses continuaron incrementándose y en mayo de 2022 ascendieron a 4,89 por ciento, ubicándose temporalmente por encima del límite superior del rango meta de inflación.

Para 2022, el Banco Central proyecta que la inflación se ubique en 6,4 % debido al incremento de los precios de los bienes importados y el impacto de la depreciación ejecutada. A fines de 2023 se posicionaría en 2,5 %, regresando al rango meta en el tercer trimestre, en un contexto de cierre progresivo de la brecha producto y reversión del efecto de factores transitorios sobre la tasa de inflación.