El economista destacó que el patrón a seguir ya instalada la nueva asamblea, no es otro que lo indicado en la constitución y revisar los presupuestos anuales

El economista Ronald Balza, señaló que el primer paso que espera “con urgencia” como experto en finanzas en relación a la instalación de la nueva Asamblea Nacional (AN), son los detalles del Banco Central de Venezuela (BCV), y una rendición de cuentas para fijar estrategias económicas que pudieran hacer frente a la crisis en Venezuela.

“Lo primero para plantear una recuperación económica del país y de manera urgente, es la publicación de las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), del Instituto Nacional de Estadística, todos los presupuestos anuales, la información de créditos adicionales, los informes de contraloría; yo estoy en espera”, indicó el economista.

Asimismo puntualizó que estar a la espera de ello, no es algo novedoso, “vamos a leernos la Constitución porque la Asamblea entre sus competencias tiene que recibir el informe del BCV, informe de contraloría, el presupuesto, hacer contraloría interna, todo eso sigue ahí, no fue cambiado por la última Constituyente”.

Balza destacó que debe ser una posibilidad acceder a los presupuesto para verificar si los proyectos que exponen el gobierno fueron realizados, “si el gobierno dice: hicimos tantos millones de viviendas, lo indicado sería ver el presupuesto del ministerio de la vivienda”.

Un futuro en base a datos

Es lo primero porque no se puede hacer una evaluación de los resultados del gobierno cuándo no se conocen la cifras a partir de las cuales ellos han llevado sus propios registros y además hay información que proviene del Banco Central que tienen que ver con las actividades no gubernamentales.

“Cualquier economista que no cuenta con la información de datos tendrá una mala proyección del ámbito económico porque hay un tema de la no rendición de cuentas”, dijo Balza.

Además, planteó que no hay un registro de la dolarización que existe en el país “Está presente un flujo de dólares sin respaldo y el problemas es que el venezolano no trabaja en algo que produzca una gran cantidad de bolívares para poder comprar los dólares que quiera”.

Por último, acotó que una de las planificaciones es recuperar los activos extranjeros, sin embargo, señaló que no son garantía para impulsar la economía venezolana.

“Recuperar los activos extranjeros no necesariamente garantizan que se pueda estar mejor con los que actualmente se tienen”(…) “qué tanto se podría hacer con la recuperación de CITGO si PDVSA era lo que era y hoy en día ahí está lo que es”, concluyó Balza.