El presidente de la Anauco propone que el redondeo sea a favor de los consumidores, mientras que el BCV emitió lineamientos que beneficia a los agentes económicos

A partir del 1 de octubre de 2021 entrará en circulación un nuevo cono monetario, por ello el Banco Central de Venezuela emitió un documento con los lineamientos de redondeo. También publicó los parámetros tecnológicos que deberán aplicarse para lo que la entidad denomina: “nueva expresión monetaria”.

Por su parte, Roberto León Parilli, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), aseguró a Contrapunto que los lineamientos deberían favorecer al consumidor y no a los agentes económicos.

Proponen que ante la próxima reconversión monetaria al momento de pagar “los céntimos para el redondeo sean a favor del consumidor y, más allá de una reconversión, hay que establecer medidas económicas de fondo que traten de impactar sobre la inflación que tenemos, como la activación del aparato productivo”, sostuvo el director de Anauco.

“Se deben tomar medidas de redondeo porque estamos viviendo en un país donde la moneda legal es el bolívar y no existe su circulación en efectivo, sino que se utiliza el dólar como moneda y lo que hemos visto hasta ahora es que quien sale perjudicado es el consumidor”, dijo Parilli durante entrevista para Contrapunto.

De igual manera explicó que en Venezuela los comerciantes aplican medidas para su beneficio, parámetro que en otros países sería sancionados.

“Te obligan a comprar otro producto para completar y redondear. También buscan llevar el redondeo hacia arriba, entonces los céntimos en una reconversión donde van a eliminar un montón de ceros a la moneda, cualquier céntimos es importante. Debe estar preservado el derecho del consumidor”, dijo León Parilli.

Afirmó que la población seguirá apegada al uso del dólar por la posible escasez de efectivo, pese al nuevo cono monetario.

“Lo que se está implementando es algo que en la práctica no va a desplazar al dólar, a pesar de la reconversión, vamos a seguir pensando en dólares y seguramente sea el dólar la moneda que siga circulando”, explicó el presidente de Anauco.

“Se habla de una moneda digital porque ya se tiene previsto que no va haber capacidad de flujo de efectivo suficiente para lo que es el uso diario (…) solo que para efectos de conversión en bolívares se va a tener una moneda con seis ceros menos”, agregó.

¿Qué entienden comerciantes y consumidores?

Por otra parte, los comerciantes consultados durante un recorrido realizado en el bulevar de Chacaíto y Sabana Grande aseguraron que siempre buscan la manera de que rendondear el monto por la falta de sencillo en dólares.

“Uno le dice a la persona que se lleva algo más o que pague la mayoría en dólares y la diferencia en bolívares porque nunca hay para dar vuelto en sencillo. A veces se le sugiere que se lleven algo más”, dijo la encargada de un negocio.

“No me preocupa ese tema de la reconversión porque igual la gente siempre pide el precio en dólares. Ya uno está acostumbrado a vender y comprar en divisas”, dijo señor que atiende en un comercio.

En este sentido, los consumidores sostuvieron que “al inicio siempre es un choque, ya luego uno se va adaptando como en las reconversiones anteriores. Igual casi todo se paga en dólares”, dijo señora mientras esperaba para ser atendida en un negocio.

Lineamientos del BCV para el redondeo

“A partir del 1 de octubre de 2021, los precios y valores monetarios se dividirán entre un millón. Los montos resultantes de esta nueva expresión continuarán representándose con el símbolo ‘Bs.’, siendo divisible en cien (100) céntimos. En consecuencia, todo importe expresado en moneda nacional antes de la citada fecha, deberá ser dividido entre un millón (1.000.000)”, reiteró el BCV.

El portal Banca y Negociosexplicó que en lo que concierne al redondeo la regla general consiste en que al dividir los importes monetarios entre un 1.000.000, el cociente resultante tendrá una parte entera y una parte decimal.

El redondeo, como de costumbre, se aplicará en el elemento decimal, en el cual se consideraran las tres primeras cifras.

En ese sentido, será la tercera cifra decimal la que será tomada en cuenta para realizar un redondeo, bien sea a la baja o al alza de la segunda cifra.

La fórmula del BCV lo determinó así:

Donde:

-E= Parte entera del valor resultante.

-D1D2D3…..= Parte decimal del valor resultante.

“Los importes monetarios resultantes de dividir entre 1 millón se redondearán a dos dígitos en la parte decimal, de conformidad con la siguiente regla: 1) Si D3 es menor que 5, entonces la parte decimal se redondeará a D1D2, quedando el valor resultante igual a E, D1D2; y 2) Si D3 es mayor o igual que 5, entonces la parte decimal se redondeará a D1(D2+1), es decir, el segundo decimal se incrementará en una unidad, quedando el importe monetario resultante igual a E,D1(D2+1)”.

En otras palabras, si la tercera cifra decimal es menor a 5 simplemente se suprimirá ese tercer elemento, mientras que si la tercera cifra decimal es 5 o más, la segunda cifra subirá 1 punto.

“El citado redondeo se aplicará por una sola vez, con el objeto de que el precio o valor individual de los bienes y servicios, así como de otros importes monetarios se lleven a dos (2) decimales”, indica el documento.

Y continúa señalando que lo anterior puede ser esquematizado de la siguiente manera: “Al dividir el importe monetario entre 1.000.000, se obtendrá un número que consta de una parte entera y una parte fraccionaria. A la parte entera se la denotará E y a los 3 primeros dígitos de la parte fraccionaria D1D2D3, tal como se muestra a continuación”:

Uso excepcional de dos o más cifras

El ente emisor aclaró que “pudiera estar pautado que algunos precios y valores se puedan expresar empleando más de 2 decimales”. Esos precios que pudieran expresarse con más de dos decimales son los que corresponden a los siguientes rubros:

a) Combustibles de uso automotor.

b) Gas licuado del petróleo (GLP).

c) Servicio de agua.

d) Servicio de electricidad.

e) Aseo urbano.

f) Gas doméstico.

g) Servicio de telefonía.

h) Servicio de internet.

i) Pasajes en Metro-Metrobús.

j) Envíos postales en el país.

k) Unidad tributaria.

l) Saldos de las operaciones activas o pasivas en el sistema financiero
nacional; así como los saldos de créditos comerciales.

m) Las acciones, aun cuando no se coticen en el mercado bursátil, así como las
cuotas de participación y otros títulos negociables.

n) Las tarifas, tasas y otros precios públicos.

o) Los tipos de cambio.

Sin embargo, el documento se refiere a la “expresión de los precios”, aplicable a aquellos productos cuya unidad de medida puede fraccionarse, pero se aplicarán las mismas normas de redondeo para efectuar los pagos.

C