A partir de la publicación, deben recalcularse todas las tasas, imposiciones y tarifas que utilicen esta referencia para la determinación de sus valores

Finalizado el proceso de declaración y pago del Impuesto sobre la Renta (ISLR), el gobierno decidió ajustar el valor de la Unidad Tributaria que pasa de Bs. 1.500 a Bs. 20.000, un aumento de 1.233 % que todavía deja un importante rezago en relación con la inflación anualizada, que en marzo fue de 3.867 %.

La medida aparece publicada en la Gaceta Oficial N° 42.100, del 6 de abril de 2021.

De manera que, a partir de la publicación, deben recalcularse todas las tasas, imposiciones y tarifas que utilicen esta referencia para la determinación de sus valores, según reseña el portal Banca y Negocios.

Varios analistas y expertos en materia tributaria habían pedido una sinceración de la Unidad Tributaria previa a la “zafra” del Impuesto sobre la Renta para que la base imponible del tributo se ajustara más a la difícil situación de los contribuyentes en Venezuela.

La tributación interna no solo está afectada por la contracción de la economía y la pandemia, sino por el impacto de la pandemia COVID-19. En el país no se tomaron medidas efectivas de alivio fiscal para unos agentes económicos que tuvieron que resistir a prolongados períodos de cierre por cuarentenas, aparte del deterioro del consumo y otros factores.